Policiales
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Una de sicarios: emboscaron y balearon a un hombre a plena luz del día en el Bº Escalante

Los vecinos ayudaron al herido, que al llegar al hospital Cullen narró a médicos y policías el suceso. Constataron cuatro impactos de bala en el cuerpo; fue operado y quedó internado en observación.

Ayer, después de las 13, ingresó al hospital José María Cullen de esta capital, y con varios impactos de bala en distintas partes de su cuerpo, Mauricio Olivera, de 30 años, que fue trasladado desde las adyacencias de Presidente Roca y 1° de Mayo en el barrio Escalante.

Los médicos de la Emergentología que lo revisaron lograron ver cuatro impactos de bala que penetraron en el cuerpo de Olivera: en el brazo derecho, en el lado izquierdo del tórax, en el intercostal derecho y en la espalda.

Olivera, baleado y ensangrentado, pero lúcido, alcanzó a decirle en voz baja a los policías que lo recibieron con los médicos en la explanada del hospital Cullen, que él iba caminando hacia la casa de un amigo cuando en cercanías de Presidente Roca casi al llegar a 1° de Mayo, aparecieron en escena dos muchachos en una moto. El que viajaba como acompañante, le apuntó con un arma de fuego y le disparó a mansalva.

Admitió que el ruido que produjeron los balazos, sumados a sus gritos de dolor y pedido de auxilio pusieron en fuga a los atacantes, y recibió la inmediata solidaridad de los vecinos del barrio. Luego, los profesionales lo operaron de urgencia en el quirófano central, y quedó internado en observación en la unidad de terapia intensiva.

Investigación policial

Fueron los vecinos del barrio los que se dividieron las tareas, mientras unos asistieron a la víctima, otros denunciaron el ataque a tiros con el hombre baleado y tirado en el piso a la central policial 911.

Minutos después, llegaron a la zona agentes de la Comisaría 9ª y del Comando Radioeléctrico, quienes se abocaron inmediatamente a un patrullaje intensivo con comunicación a la central 911. Primero para identificar a los atacantes que iban en una moto con las cámaras de videovigilancia dispuestas sobre calle Presidente Roca, como así también controlar al este las de la avenida Aristóbulo del Valle –zona del Puente Negro–, las de avenida Facundo Zuviría; al sur las de Agustín Delgado y hacia el norte en Estanislao Zeballos.

Informaron la novedad del suceso a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, que ordenó la intensificación del patrullaje y el contacto constante con la central policial 911, para obtener el registro de las cámaras de videovigilancia. A su vez fueron enviados al lugar los oficiales y suboficiales de Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI) para la realización de los peritajes criminalísticos de rigor.