Este miércoles después de las 20 y por causas que son materia de investigación, se produjo un choque frontal de camiones en el kilómetro 96,5 de la ruta nacional 34 a la altura de la localidad de Centeno en el departamento San Jerónimo que arrojó como consecuencia inmediata el vuelco de uno los dos vehículos involucrados y uno de los choferes heridos. En el lugar trabajaron oficiales y suboficiales de la Policía de Seguridad Vial, que rescataron al camionero herido que luego fue trasladado de urgencia en una ambulancia al hospital de Granadero Baigorria, adonde recibió curaciones y quedó internado en observación.

Denuncia

Los automovilistas que transitaban por el kilómetro 96,5 de la ruta nacional 34, ayer 20,10, observaron un choque protagonizado por los conductores de dos camiones que dejo como saldo inmediato, uno de los vehículos volcado sobre la banquina, y por eso denunciaron el caso a los policías de Seguridad Vial. Inmediatamente llegaron al lugar oficiales y suboficiales de ese cuerpo, que dividieron sus tareas simultáneas en dos partes, por un lado el rescate del camionero atrapado en la cabina del camión volcado, y por otra, el operativo de seguridad con señalamiento y organización del tránsito vehícular con iluminación y colocación de balizas para evitar nuevos accidentes.

Caminero herido

Los dos camiones involucrados fueron un VW modelo 17220 con patente JMH 387 y acoplado dominio GKQ 611 cargado con soja (cuyo conductor resultó ileso) y un Fiat Iveco patente TDK 695 y acoplado dominio UFE 433 guiado por Leonardo David Stefani, de 38 años, quien fue rescatado por los policías y médicos, siendo que éstos últimos después lo trasladaron en una ambulancia al hospital de Granadero Baigorria, adonde fue recibido por los médicos de la Emergentología que le practicaron curaciones y lo dejaron internado en observación.

Peritajes criminalísticos

Informaron la novedad a la Jefatura de la Policía de Seguridad Vial, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que a su vez ordenó la realización de los peritajes criminalísticos de rigor, los que fueron ejecutados por los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).