Esta mañana de martes, en la ruta provincial 70, a unos 600 metros antes de la avenida de circunvalación oeste, el conductor de una camioneta de la Policía de Investigaciones (PDI), División Trata de Personas, perdió el control y terminó en una zanja con agua. Viajaban tres policías que lograron salir del habitáculo y solo tuvieron heridas leves.

El accidente se produjo sin intervención de terceros y es probable que la acumulación de agua en el pavimento haya determinado que el vehículo hiciera el efecto denominado aquaplaner y saliera despedido, para terminar en el interior de una cuneta ubicada en paralelo a la ruta. Al lugar llegaron efectivos, como también la Policía de Investigaciones (PDI) y una ambulancia que revisó a los tres uniformados, que solo sufrieron heridas leves.

Peritajes

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación. Este ordenó la remoción del vehículo cuando lo permitan las adversas condiciones meteorológicas y posteriormente se realicen sobre el vehículo siniestrado, y también sobre el lugar del accidente, los peritajes criminalísticos de rigor.