Policiales
Jueves 25 de Enero de 2018

Vuelven a detener a joven que intentó robar un celular y fue golpeado por vecinos

Días atrás recibió una brutal golpiza que lo envió al Hospital. Ahora fue detenido por portar un cuchillo.

El joven que el 17 de enero fue detenido en la ciudad santafesina de Frontera tras robarle un teléfono celular a una menor y que fuera agredido por vecinos que observaron el hecho, volvió a quedar detenido por portar un arma blanca entre su ropa.

La aprehensión se produjo en la esquina de Av. Brigadier López y Carlos Gilli, y estuvo a cargo de personal del Comando de Acción Preventiva (CAP) que se encontraba realizando patrullajes en el barrio La Milka, en la vecina ciudad de San Francisco.

• LEER MÁS: Vecinos le dieron una brutal golpiza a un ladrón que le quiso robar el celular a una nena
El joven conducía una bicicleta y al ser abordado por los uniformados no supo justificar su presencia en el lugar.

Al realizarse el palpado de armas, se halló entre sus prendas un cuchillo de 21 centímetros de largo de la marca "Kitchen Prince".

El detenido fue trasladado a la Alcaidía de la Departamental San Justo en donde se lo identificó como Ariel José Ñáñez (21), con domicilio en Frontera.

Consultada la fiscalía de instrucción de feria, se ordenó que el joven quede detenido y se lo imputó como supuesto infractor al artículo 102 del Código de Convivencia Ciudadana, que sanciona la portación de armas blancas.

Este joven el pasado miércoles 17 de enero fue golpeado por un grupo de vecinos que lo sorprendió cuando intentaba quitarle el teléfono celular a una adolescente de 14 años. En esa oportunidad, los "justicieros" lo persiguieron y tras darle alcance la propinaron una golpiza por la que terminó internado en el Hospital "J. B. Iturraspe".

La Voz de San Justo