Política

Cristina no se define y el peronismo ya tiene siete presidenciables en carrera

El panorama está abierto dentro del PJ con vistas a las elecciones de este año 

Sábado 12 de Enero de 2019

Mientras persiste el misterio sobre el camino que tomará Cristina Kirchner, el peronismo mueve a sus distintos precandidatos para agitar la previa electoral.

Por el momento son exponentes de un colectivo fragmentado, aunque no faltan los optimistas que apuestan a una suerte de confluencia para enfrentar a Cambiemos en octubre.

Hasta ahora son 7 las figuras que se muestran, cada uno con sus brillos y puntos débiles:

Miguel Pichetto
El tercer aspirante de la “Mesa de los Galanes” del peronismo federal. Durante los últimos meses del año pasado recorrió el Conurbano con su plataforma electoral.

A favor: su duro discurso contra los inmigrantes y su apoyo a un nuevo régimen penal juvenil pueden hacerle ganar el favor de los sectores más conservadores.

En contra: es un político “de palacio” con escaso caudal de votos (la última vez que fue candidato a gobernador de Río Negro, en 2015, obtuvo el 33,9%).

Sergio Massa
Otra de las cabezas del peronismo alternativo. También está de campaña durante el verano y hasta se permitió “modernizar” su comunicación con videos de la playlist que usa para viajar.

A favor: ya ganó una elección en la provincia de Buenos Aires (la legislativa de 2013), tiene un grupo de intendentes que le responden y hace uso, además, de su margen de negociación con María Eugenia Vidal. También está dispuesto a acercarse al kirchnerismo para captar esos votos.

En contra: los sectores medios que votaron a Cambiemos (a los que apuesta) desconfían de él por su pasado kirchnerista.

Felipe Solá
Otro que, después de varias vueltas, volvió al redil “nacional y popular” y ansía ser la figura que pueda encolumnar al resto. Recuperó el diálogo con el kirchnerismo y, con esa medalla,recorre la provincia que supo gobernar en los tiempos de la crisis.

A favor: tiene experiencia de gestión.

En contra: la clase media, que fluctúa en cuanto al peronismo, no lo quiere por considerarlo parte de la “vieja política”.

Agustín Rossi
Mientras Cristina no defina, ya se lanzó a la aventura. Empezó en Rosario, donde presentó sus propuestas, y siguió por la costa. También cree que puede ser la síntesis de las diferentes caras del peronismo.

A favor: tiene el respeto de sus pares y hasta el aval de la propia Cristina.

En contra: un escaso nivel de conocimiento que deberá revertir.

Juan Manuel Urtubey
Tres veces gobernador de Salta –sin posibilidad de reelección-, es uno de los exponentes del peronismo federal. Con poco conocimiento en el resto del país –y una casi nula inserción en el Conurbano-,levantó el perfil en el último tiempo y hasta dio notas con su esposa Isabel Macedo.

A favor: está decidido y tiene recursos.

En contra: se ganó el rechazo del kirchnerismo, que lo considerafuncional a las intenciones de Cambiemos de dividir al PJ.Es decir, la unidad peronista no es posible con su figura.

Daniel Scioli
Se mueve como candidato y quiere ser el referente que tienda puentes entre el peronismo federal y el kirchnerismo. Cree que la demostración de las advertencias que hizo durante el debate con Mauricio Macride 2015 pueden garantizarle el apoyo de los grupos sociales más afectados.

A favor: tiene un alto nivel de conocimiento.

En contra: la acumulación de escándalos personales y la indiferencia del kirchnerismo podrían dejarlo sin plafón para lanzarse. Su imagen negativa es alta.

Guillermo Moreno
Aspira a encabezar un gobierno redistributivo con raíces en el primer peronismo. Pero desde que dejó el gobierno de los Kirchner nunca le fue bien. En 2015 compitió en las PASO por la candidatura a jefe de Gobierno y perdió contra Daniel Filmus.

A favor: uno de sus lemas de campaña es“Asado para el pueblo”.

En contra: el profundo rechazo que genera en los sectores medios, sobre todo, por sus modos.

Aunque estos 7 son los que se lanzaron públicamente, la lista continúa y hay otros nombres en danza. Desde Roberto Lavagna, que es tentado por algunos sectores del peronismo, hasta Alberto Rodríguez Saá. También algunos gobernadores como Sergio Uñac o Juan Manzur sueñan con postularse si les va bien en sus provincias.

El panorama está abierto.

Nicolás Poggi / A24.com

¿Te gustó la nota?