El proyecto para la legalización del aborto, que cuenta con media sanción de Diputados, ingresó a cuatro comisiones del Senado de la Nación para su análisis. Así lo definió la titular de la Cámara alta, Gabriela Michetti, lo que provocó polémica y fuertes críticas de sectores prolegalización, que denunciaron "maniobras dilatorias". En tanto, de los tres senadores por Santa Fe, tanto Carlos Reutemann como Omar Perotti no adelantaron posición, a diferencia de María de los Ángeles Sacnun, quien ya se pronunció a favor de la iniciativa.

Los senadores justicialistas Miguel Ángel Pichetto y Pedro Guastavino, entre otros, criticaron a Michetti por sus intenciones "dilatorias" a la hora de girar a cuatro comisiones el proyecto para legalizar el aborto, que contó con una ajustada media sanción de la Cámara baja nacional.

Guastavino, al igual que el jefe de su bancada, Pichetto, cuestionó a la vicepresidenta y consideró que quiere "entorpecer el debate sobre el aborto". Cabe recordar que el PJ quería su tratamiento solo en dos comisiones.

Como se ve, el debate ya levantó temperatura en la Cámara alta. Mientras tanto, el senador Perotti no se pronunció al respecto y Reutemann se limitó a precisar a La Capital: "No tengo posición tomada, tengo mucho interés que comisiones del Senado lo vayan a tratar, incluido Presupuesto. Después de eso, sacaré mis conclusiones, no antes".

• LEER MÁS: ¿Qué opinó cada diputado santafesino sobre el proyecto de legalización del aborto?

Sacnun, la tercera senadora por Santa Fe, ya se había pronunciado a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

La iniciativa fue enviada a las comisiones de Salud (que será cabecera), de Justicia y Asuntos Penales, de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda.

"Este giro es totalmente excesivo, y el traslado tanto a Presupuesto y Hacienda como a Asuntos Constitucionales es innecesario", cuestionó Pichetto.

Guastavino reforzó la crítica. "No tiene sentido que Presupuesto y Hacienda sea partícipe del debate. Esto tiene que ver con que el presidente de esa comisión es Esteban Bullrich (contrario a la legalización)".

El legislador entrerriano ratificó que va a "respaldar el proyecto que vino desde Diputados" y aclaró: "No estoy de acuerdo con el aborto, pero no se puede criminalizar a las mujeres que deciden practicárselo". Sobre Michetti, dijo que "ya tiene una actitud tomada y va a tratar de complicar el avance de lo que se votó en Diputados".

• LEER MÁS: La ley de aborto legal obtuvo la media sanción de la Cámara de Diputados

Michetti recogió el guante y rechazó las acusaciones. "No hay dilación posible, porque las cuatro comisiones trabajarán juntas en plenario", sostuvo la presidenta del Senado en un comunicado y recordó que la iniciativa también había sido girada a cuatro comisiones en Diputados antes de su media sanción.

La vicepresidenta añadió que, según el reglamento del Senado, la comisión de Presupuesto "es inevitable para todo proyecto con erogación de recursos". Pichetto insistió: "Este giro obedece a una posición personal de la vicepresidenta, con la finalidad de prolongar el debate indefinidamente". Los cuestionamientos llegaron desde las propias entrañas de Cambiemos. La diputada nacional del PRO, Silvia Lospennato, destacó la importancia de que "no haya dilaciones" y aseguró que "no hay que bajar los brazos". Pese a las críticas, Michetti estimó que en un mes y medio se podría votar la ley del aborto en el Senado.

Boca-River

"El debate sobre el aborto no es un Boca-River, estamos hablando de la vida", señaló el obispo auxiliar de Buenos Aires, Gustavo Carrara. El religioso consideró que se trata de un tema "muy importante, que merece tiempo de debate y diálogo profundo".

Carrara advirtió que está en discusión "el derecho a la vida, que es el primero de los derechos humanos; y si está puesto en jaque, los otros derechos también lo están".

La Capital.