La Cámara de Diputados aprobó un proyecto de comunicación con el que pidió declarar la emergencia vial para la ruta nacional 11 en todo el tramo de ese corredor en la provincia. La solicitud llega luego de que Nación haya tomado la decisión de dar por terminada la concesión de ese corredor vial y su consecuente levantamiento de los peajes.

Este tema viene siendo motivo de preocupación para los habitantes del centro norte santafesino desde hace meses. En primer lugar generó mucho malestar la decisión de suspender las obras de transformación en autovía de la ruta 11 y el anuncio de hacer trabajos para que haya tramos en los que sea ruta segura (construir un tercer carril para facilitar el sobrepaso). Pero eso, hasta el momento, también quedó solo en las intenciones.

Pero la falta de mantenimiento sobre la calzada del corredor, que viene de larga data, complejiza aún más la situación de la ruta en territorio santafesino.

Al respecto, el diputado socialista Julio Garibaldi dijo que con la aprobación del proyecto de comunicación, Diputados "se hizo eco de una situación que hay hoy en la provincia y que es la situación crítica de muchos corredores de distintas rutas nacionales donde hay un estado de abandono y, en particular, de la ruta 11".

"Ahí trabajamos muy de cerca con muchos vecinos que tienen una preocupación muy grande por diferentes situaciones", dijo Garibaldi y detalló: "Hay obras que se prometieron y que no se realizan como la transformación en una autopista o en una ruta segura; el levantamiento de los peajes que conlleva la baja en la prestación de servicios; una carpeta asfáltica que cuando llueve se corta y cuando no llueve se ve que está en un estado muy deteriorado, con mucha siniestralidad vial y que en muchos casos esos accidentes terminan de la peor manera".

Por esos motivos, Garibaldi entiende que la aprobación de este proyecto "es un llamado de alerta muy grande" y que la necesidad de declaración de emergencia apunta a "que las obras se lleven adelante lo más rápido posible".

En un primer momento, la iniciativa legislativa no era un proyecto de comunicación sino un proyecto de ley que le otorgaba al Ejecutivo provincial ciertas herramientas para afrontar la emergencia vial. Entre otras cuestiones iba a poder disponer de partidas para llevar adelante tareas de mantenimiento y ni siquiera iba a tener que recurrir a licitaciones sino que podría hacer contrataciones directas para asegurar determinados servicios. Sin embargo, la negociación política solo lo dejó en una declaración que solo alerta sobre la crítica situación.

"Nosotros presentamos un proyecto de ley que en caso de sancionarse lo que hace es dar una operatividad inmediata y la obligación de llevarla adelante. Mientras que el proyecto de comunicación lo que hace es la solicitud al Ejecutivo para que lo realice. Esto es así debido a la cantidad de pedidos que hay en diferentes puntos de la provincia y por eso acompañamos y seguimos con esta modificación porque lo que nos parece importante es poner el tema sobre la mesa y que se aborde cuanto antes", le dijo Garibaldi a UNO Santa Fe al ser consultado sobre los cambios en el alcance del proyecto.

En tanto, sobre los proyectos de transformación en autovía y ruta segura, Garibaldi dijo: "Nosotros los vamos a seguir empujando porque hubo promesas del gobierno nacional de la realización de las licitaciones y hasta le habían puesto fecha de inauguración, que era en 2019. Nada de eso se está cumpliendo".

"Muy preocupante sería si no se toman cartas en el asunto porque, como nosotros dijimos desde un primer momento, esto no es un reclamo de un gobierno ni de un partido político, sino una necesidad de una ruta nacional que pasa por Santa Fe, que es muy transitada, que tiene muchos camiones, muchos autos y que en muchos casos se lleva vidas humanas. Por eso es muy importante", remarcó.

Muchas localidades de la provincia han declarado la emergencia vial en el ámbito de sus jurisdicciones, como la Municipalidad de Recreo (declaración N° 153/2018), Comuna de Candioti (ordenanza N° 15/2018), Comuna de Cabal (ordenanza N° 230/2018), Comuna de Emilia (ordenanza N° 883/2018), Comuna de Nelson (ordenanza N° 952/2018), Comuna de Llambi Campbell (ordenanza N° 1653/2018), Municipalidad de San Justo (resolución N° 11/2018), Comuna de Marcelino Escalada (ordenanza N° 376/2018), Comuna de Videla (ordenanza N° 880/2018), Comuna de Ramayón (ordenanza N° 142/2018), Comuna de Gobernador Crespo (ordenanza N° 480/2018), Comuna de Vera y Pintado (ordenanza N° 455/2018), Comuna de La Criolla (ordenanza N° 947/2018).

Incluso, la Cámara Diputados ha aprobado un proyecto de comunicación de autoría de la diputada provincial María Cecilia del Huerto Ayala, en el que se solicita al Poder Ejecutivo Nacional informes en virtud de la decisión de discontinuar la concesión vial de la ruta nacional N° 11 en el programa de Red de Autopistas y Rutas Seguras del Ministerio de Transporte.

En los papeles, desde la hora cero del domingo 1 de julio, cuando la empresa Cincovial SA dejó de brindar ese servicio luego de que el gobierno nacional decidiera no renovarle la concesión, es el Distrito VII de Vialidad Nacional quien pasó a ser el responsable del mantenimiento de la ruta nacional 11.

Al momento de traspasar a manos de Vialidad el corredor, desde el organismo nacional informaron a UNO Santa Fe que el cuidado del tramo Timbúes-Resistencia, se realizaría bajo cuatro contratos de "conservación y mejorativa". Los mismos tendrán 18 meses de duración e incluye trabajos solo de rutina. Es decir, mantenimiento general, de banquinas, señalética horizontal y vertical, y corte de yuyos.