Santa Fe
Viernes 03 de Agosto de 2018

El endeudamiento prevé más de 150 obras, pero solo hay tres para Santa Fe y cuatro para Rosario

El proyecto aprobado en el Senado para habilitar al gobierno provincial para tomar deuda por 500 millones de dólares tiene una fuerte impronta de los senadores que optaron por obras para algunas localidades y no de gran infraestructura. Aquí el listado completo.

El Senado provincial le dio media sanción el jueves pasado al proyecto que habilita al gobierno provincial a tomar la segunda parte (500 millones de dólares) del endeudamiento de 1.000 millones de dólares que solicitó en 2016 y que solo obtuvo la mitad.

El permiso para tomar deuda es con la condición de que el crédito sea destinado en su totalidad a realizar obras en toda la provincia. Una parte será para terminar una serie de obras que se contemplaron en la primera parte del endeudamiento. Mientras que la iniciativa aprobada ahora en la Cámara alta cuenta con un nuevo anexo donde se detallan los trabajos que se realizarían si Diputados le da sanción definitiva y luego la provincia consigue el permiso final de Nación para endeudarse.

La lista que se terminó de confeccionar el jueves pasado, minutos antes de que el proyecto llegue al recinto para tratarse sobre tablas, contempla un total de 156 obras, de las cuales solo tres son para la ciudad de Santa Fe y cuatro para Rosario. En este punto hay que aclarar que el anexo que acompaña al proyecto de ley no indica el monto de cada obra. Además, el departamento La Capital suma dos obras en Santo Tomé (acceso norte por autopista y red cloacal) y la readecuación ruta provincial (R. P.) Nº 70, en su intersección con la ruta nacional (R. N.) Nº 11. El resto de los trabajos se reparte en los otros 17 departamentos.

Las obras contempladas para Santa Fe consisten en un predio ferial, la construcción del edificio anexo de la Legislatura y la ejecución de colectoras de la ruta provincial Nº 1 en Santa Fe y San José de Rincón. Esta última obra, que tiene un presupuesto de más de 411 millones de pesos, acaba de ponerse en marcha y, por el momento, se está ejecutando con fondos de la provincia. De concretarse la posibilidad de salir a tomar deuda en dólares, será esa finalmente la fuente de financiamiento de los trabajos.

En tanto, para Rosario están contempladas la construcción de un predio ferial y de las estaciones policiales sudoeste, sur y centro.

Las 156 obras incluidas en el futuro endeudamiento se dividen en tres grandes grupos: red vial; hidráulica y saneamiento, y obras de arquitectura. En el primer ítem se incluyeron 41 obras de pavimentación, repavimentación y estabilizado de rutas provinciales, 16 accesos a localidades y 36 trabajos de mejoramiento de transitabilidad en localidades. Una de estas obras es de gran importancia para la cuenca lechera y beneficia a 20 localidades.

En el segundo grupo se contemplan 25 obras de provisión de desagües y defensas; 13 de construcción y ampliación de red cloacal y cinco de mejoras en la provisión de agua. Mientras que en lo que respecta a obras de arquitectura, se prevén 20 en total. Este es el listado completo:

Ahora la iniciativa deberá ser analizada en la Cámara de Diputados, donde todavía no ingresó porque este jueves no hubo sesión. De todas formas, algunos legisladores de la Cámara baja se quejaban en los pasillos por no haber sido convocados al momento de definir las obras. Mientras que algunos aseguraban que el listado aún no les había llegado a las manos, otros cuestionaban que no haya grandes obras de infraestructura y que sí se contemplen obras como una sala velatoria para una comuna.

El otro escollo que deberá enfrentar el permiso para tomar deuda será el político. Cuando el gobierno acudió a la Legislatura en 2016 para pedir endeudarse por 1.000 millones de dólares, se terminó consensuando que solo se habilite la mitad y en Diputados hubo fuertes críticas por la decisión de endeudar a la provincia en los mercados internacionales, justo luego de cerrar una etapa traumática con los fondos buitre.

Ahora el contexto económico de la Argentina no es el mejor, algo que también señalaron en el Senado. La volatilidad del dólar, el acuerdo con el FMI y las tasas internacionales para los préstamos son algunos de los argumentos que esgrimen quienes no están de acuerdo con tomar deuda en dólares.

En Diputados, el oficialismo tiene una mayoría a la que no le sobra ni un voto. En las próximas semanas será vital el trabajo de los hombres que enviará Lifschitz a la Legislatura para destrabar el asunto. También será trascendental que el propio gobernador y el presidente de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, terminen de pulir una relación que tuvo muchos desencuentros en los últimos años, sino será muy difícil que el proyecto prospere.