La mesa chica del Partido Justicialista de Santa Fe se reunió este viernes para analizar cuáles serán los pasos a seguir luego de la intervención dispuesta por la Justicia a la conducción nacional de ese partido.

"Estamos con alguna preocupación, pero apoyando lo que era la gestión de (José Luis) Gioja, viendo los mecanismos a seguir y queremos estar informados del tema judicial", le dijo a UNO Santa Fe el presidente del partido en Santa Fe, Ricardo Olivera.

"El eje de la reunión fue la intervención y ver los pasos con los que seguimos", dijo y agregó: "Hay comunicados de apoyo y todo eso lo vamos a estar enviando el lunes a Buenos Aires. Las versiones son un montón, pero yo no me quiero prender. Lo que está claro es que ellos están facultados para intervenir cualquier distrito, no solo Santa Fe. No necesitan una orden judicial, sino que eso está dentro de sus facultades".

Salvo algunas ausencias que se debieron a las intensas lluvias que se produjeron en la madrugada y en las primeras horas de la mañana, la mayoría de las corrientes internas estuvieron representadas en el encuentro de este viernes. El logro del PJ santafesino de mostrarse unido no es menor en tiempos de tempestades institucionales para el justicialismo.

En ese sentido, Olivera expresó: "Hay dos gestos importantes: por un lado, la representatividad que hubo hoy de todo el peronismo. Por otro, el acompañamiento de todos los partidos políticos, salvo uno (el PRO), que nos mandaron notas solidarizándose y rechazando la intervención. Anoche (por el jueves) vino una organización de derechos humanos. Pero es muy significativo que hayan llegado notas de la UCR, del PDP, del socialismo y todos bancando la no intervención del partido. Y eso no es un dato menor. Nosotros vamos a mandar copia de todo esto a Gioja y ellos nos dijeron que lo van a adjuntar al expediente judicial".

Al ser consultado sobre si desde la conducción de Santa Fe se tendió algún puente con el interventor del partido, Luis Barrionuevo, el presidente del PJ santafesino respondió: "Nosotros no tenemos nada, ni nos llamaron ni llamamos. No tenemos ningún contacto. La preocupación es que pase algo parecido a lo de Buenos Aires y que de un día para el otro llegue la intervención".

La reforma, en segundo plano

Para empezar a abordar el tema de la reforma constitucional, la idea del PJ es convocar a un congreso provincial, pero aún no hay fecha. "Esto nos trastocó todo. Si nosotros no tenemos la tranquilidad desde lo institucional es complicado. Es algo que queremos resolver rápido. Y si hay que convocar a un congreso, se convoca. Pero es un proyecto que todavía no tiene estado parlamentario", deslizó Olivera marcando las dificultades que Lifschitz tiene para avanzar con la iniciativa.

Luego de lo que pasó a nivel nacional, las autoridades locales están centradas en la vida institucional del partido y antes de avanzar en otros temas, aseguran, quieren tener la tranquilidad de que el partido va a seguir funcionando con normalidad, al menos en Santa Fe. La intranquilidad tiene sus fundamentos, pero también es algo que al PJ santafesino le viene como anillo al dedo para poner el foco por unos días en otra parte y no en la reforma.

"La decisión del PJ sobre la reforma la va a tomar el congreso, eso no se modifica. Después veremos cómo son las fechas", aclaró el dirigente y añadió: "Nosotros estamos convocados para el 18 de mayo a un congreso nacional que no sería oficial porque lo está impulsando Gioja y la conducción que está intervenida. Nosotros tenemos 70 congresales y vamos a trabajar para estar la mayor cantidad posible en respaldo de la conducción intervenida. Esa fecha la tenemos para ir a Buenos Aires".

Al recordarle a Olivera que el gobernador quería que el proyecto de necesidad de reforma se trate en mayo, el dirigente justicialista planteó: "Bueno, pero antes que resuelva los problemas con los radicales que mandaron a hacer un proyecto nuevo. No es problema nuestro. Él tiene que aceitar las cosas con todos. Estas cosas se resuelven con consenso".

"Da la sensación de que nos cargan toda la responsabilidad a nosotros y en Diputados parece que no nos necesitan, porque con los votos del peronismo tampoco llegan, así que tienen que buscar en Cambiemos. Eso no es el Senado (donde el peronismo tiene la mayoría), es Diputados. Ahí tienen que resolver algunas cuestiones con otros partidos", concluyó.