Política santafesina

El PJ volvió a votar junto en el Senado, pero por separado

Fue para abstenerse en una serie de proyectos de comunicación del radicalismo que dijo querer defender al sector productivo de la presión tributaria. Primero se abstuvieron los perottistas y luego los peronistas díscolos

Jueves 19 de Diciembre de 2019

Los senadores perottistas y los justicialistas díscolos votaron juntos, aunque por separado, después de mucho tiempo. Ambos grupos –de seis senadores cada uno– pidieron abstenerse de votar una serie de proyectos de comunicación que propuso el radicalismo. Fue una votación menor, ya que no había ningún proyecto de ley de por medio, pero no deja de ser un dato llamativo.

Los senadores peronistas hace años que vienen trabajando juntos bajo el mismo techo, el del bloque Juan Domingo Perón. Sin embargo, a meses de ser electo Omar Perotti como gobernador comenzaron a surgir diferencias internas y lo que parecía imposible sucedió: el bloque empezó a votar dividido. El presidente de ese grupo, el sanlorencino Armando Traferri, lo leyó como un claro avance sobre su territorio de parte del Ejecutivo electo. A partir de ahí se produjo un enfrentamiento interno que ya lleva meses, que fue creciendo con el paso del tiempo y que tuvo su punto más álgido en la media sanción del presupuesto enviado por el entonces gobernador frentista, Miguel Lifschitz.

La votación de hoy, al lado de esas discusiones, parece muy menor. Los doce senadores justicialistas se abstuvieron de votar cuatro proyectos que el radicalismo argumentó que "tiene que ver con defender la capacidad productiva de la provincia" evitando "tributos que conspiran contra el poder producir más".

Las iniciativas apuntaban a que se incluya en extraordinarias y antes de fin de año el proyecto de ley del Ejecutivo de estabilidad fiscal, que vence el 31 de diciembre de 2019 y de no ser aprobado, automáticamente lleva las alícuotas de Ingresos Brutos a los valores de hace dos o tres años. "Eso implicaría una mayor presión tributaria para unas 220.000 pymes de la provincia", le dijo a UNO Santa Fe el senador por San Cristóbal, Felipe Michlig.

Otro de los proyectos pide garantizar la continuidad de la exención en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos de los productores agropecuarios santafesinos. Además, se solicita al gobierno provincial iniciar gestiones con el gobierno nacional para buscar alternativas a la suba de retenciones a la exportación de productos agrícolas. Incluso, el senador radical Germán Giacomino (Constitución) reclamó que le devuelvan a Santa Fe el Fondo Sojero.

· LEER MÁS: Perotti aclaró que Santa Fe solo resigna el reclamo a Nación por el IVA

En ese sentido, Michlig propuso que se graven los capitales improductivos como la renta financiera. "Nuestra provincia aporta hoy en concepto de retenciones 3.000 millones de dólares anuales, unos 200.000 millones de pesos, que es la mitad del presupuesto provincial 2020. Además nuestras exportaciones son tres veces más de lo que tenemos como PBI en la incidencia nacional. Estamos pidiendo que el gobierno provincial se ponga al frente de la defensa del sector productivo de la provincia y buscando con el gobierno de la Nación otra forma de recaudación para compensar lo que no se cobraría de estos sectores que hoy tienen estos beneficios", sostuvo.

El último proyecto fue el de permitir que los municipios y Comunas puedan disponer del 50% del Fondo de Obras Menores para gastos corrientes. Una de las argumentaciones de los justicialistas es que todo se trabó cuando el Frente Progresista intentó incluir a las ciudades de Santa Fe y Rosario en el reparto de recursos. Otro de los argumentos fue que por la altura del año a la que ya se llegó prácticamente esto sería inaplicable debido a que cada gobierno local, además de la tramitación administrativa provincial necesita sus respectivas ordenanzas para poder redireccionar esos recursos.

Los tiempos

Pero a pesar de la falta de tiempo, Michlig se mostró optimista de lograr acuerdos. "Cuando hay voluntad política todo se logra el mismo día, en una misma sesión", dijo y agregó: "Cuando hay voluntad política todo se lleva a cabo. Tenemos una sesión por delante que es la del jueves 26 y, por qué no, la del viernes 27. Si hay diálogo y se busca el consenso necesario y está la voluntad política del gobierno y nosotros desde la oposición la tenemos podemos avanzar en todos estos temas", sostuvo.

Por otro lado, ya está en tratamiento en la Cámara de Diputados de Santa Fe la firma de la adenda al Consenso Fiscal que firmó esta semana Perotti con el presidente Alberto Fernández. Para avanzar en eso los diputados acordaron darle preferencia para la próxima sesión, que sería el jueves 26 de diciembre. De ser aprobada ahí, pasaría al Senado.

Pero para eso hay un paso previo muy importante. Ambas cámaras están esperando la visita del ministro de Economía de la provincia, Walter Agosto. Los senadores pidieron que los encuentros sean por separado y, si bien falta la confirmación del ministro, en la Cámara alta esperan poder reunirse el jueves 26 por la mañana. En ese encuentro le solicitarían detalles de lo que implicaría económica y financieramente para las arcas provinciales el acuerdo firmado en Buenos Aires el martes pasado.

Los argumentos del PJ

Para Alcides Calvo, el senador por Castellanos y hombre de confianza de Perotti, no es necesario apresurarse en tomar las medidas que solicitaron los radicales y remarcó el escenario de crisis que vive el país y la provincia donde, aseguró, "todos tenemos que hacer un esfuerzo".

El perottista pidió mesura al momento de tomar decisiones que tendrán su impacto económico y financiero y dio como ejemplo de la difícil situación el déficit de 13.000 milliones de pesos que tendrá este año la Caja de Jubilaciones de la provincia y que el gobierno santafesino tuvo que tomar deuda para pagar el sueldo anual complementario de diciembre. "Eso no es lo más conveniente ni es posible sostenerlo en el tiempo", afirmó y pidió la abstención que luego fue acompañada por sus pares Ricardo Kaufmann, Eduardo Rosconi, Cristina Berra, Marcos Castelló y Marcelo Lewandowski. También se sumaron los dos radicales, Hugo Rasetto y Leonardo Diana, que armaron su propio bloque fuera del que tiene el Frente Progresista.

Por su parte, Rubén Pirola (Las Colonias-PJ), que fue uno de los justicialistas que no comulga con Perotti que tomó la palabra, recordó la discusión al momento de votar el pacto fiscal que habían firmado Lifschitz y Mauricio Macri. "En ese momento nosotros decíamos que era un apriete a la provincia de Santa Fe y hoy es una de las cosas más incumplidas por la Nación y algunas provincias. Hoy necesitamos darle previsibilidad a la producción de Santa Fe. Esperemos tenerlo claro antes del 30 de diciembre", dijo en referencia al impacto que puede tener la adenda firmada por Perotti.

Junto con Pirola se abstuvieron Traferri, Guillermo Cornaglia, Osvaldo Sosa, José Baucero y Raúl Gramajo. Tal vez influyó que en la discusión que propuso el radicalismo había algunos temas que excedían a la política vernácula y se empezaban a discutir temas nacionales, donde todos parecen estar encuadrados de alguna u otra manera detrás de Alberto Fernández. Lo cierto es que los doce senadores del justicialismo volvieron a coincidir en el voto, pero eso no quiere decir que hayan vuelto a votar unidos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario