Política

El presupuesto de la provincia reduce el gasto político, pero sólo le empata a la inflación

La crisis económica nacional se sintió en la ley de leyes santafesina. Se proyectan recursos por $267 mil millones. Se sostiene la inversión en obra pública

Martes 20 de Noviembre de 2018

Este martes, a la misma hora que los ministros de Economía, Gonzalo Saglione, y el de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, presentaban el proyecto de Presupuesto para 2019, el Ipec publicaba los datos de inflación correspondientes a octubre (5,6%). En los primeros 10 meses del año el Índice de Precios al Consumidor ya acumula el 41%.

Farías adelantó que ese proyecto como el de reforma impositiva ingresarán este miércoles al Senado y que desde el gobierno se espera un rápido tratamiento de las iniciativas.

Según las estimaciones del equipo económico de la provincia, en el próximo ejercicio el gobierno tiene previstos gastos corrientes por $234.605.013.000 (+44,9%), gastos de capital por $42.577.616.000 (+45%) y recursos corrientes por $267.088.517.000 (+49%). Prácticamente los números empatan los de la inflación que midió la provincia a través del Instituto Provincial de Estadísticas y Censo.

Saglione comenzó destacando que "los recursos corrientes suben más que los gastos corrientes" y que eso le permite a la provincia generar un ahorro económico que termina financiando gran parte de la inversión pública para 2019.

"Eso lleva a que $3 de cada $4 de inversión pública que proyectamos hacer en 2019 lo podamos financiar con ese ahorro económico genuino y el 25% restante tiene que ver con recursos de capital o con fuentes de financiamiento de organismos internacionales", afirmó y remarcó la importancia de mantener el ritmo de obra pública porque eso también se traduce en mano de obra.

Por otra parte, señaló que Educación, Seguridad, Salud y Desarrollo Social serán los cuatro ministerios que crecerán en participación presupuestaria, ya que aseguró que "son las áreas más sensibles".

Las previsiones macroeconómicas para el año que viene –que fueron tomadas de las estimaciones que Nación hizo para elaborar su presupuesto– indican una caída del Producto Bruto Interno del 0,5%, un aumento del 34,8% del nivel de precios imlícito (que mide todos los precios de la economía) y un dólar a $40,10.

En base a la estimación inflacionaria, de casi 35%, se lo consultó a Farías si eso se transformará en la base de la discusión salarial del año que viene. "La verdad que es difícil poder proyectar hoy en qué circunstancias vamos a estar discutiendo las actualizaciones salariales en las mesas paritarias de febrero, marzo del año que viene", respondió Farías.

Luego agregó: "Sí hay un dato que me parece no menor, que es que los salarios de los trabajadores van a llegar con la actualización de la inflación de 2018 completa. Con lo cual la discusión se va a basar sobre una proyección inflacionaria del 2019".

"Me parece que el dato importante es que con la cláusula gatillo que hoy está pagando la provincia, los trabajadores van a llegar al momento de la discusión salarial con sus salarios actualizados, por lo menos con la inflación completa del 2018", argumentó Farías sobre una discusión que promete ser ardua a un mes de la fecha que se fijaría para las elecciones primarias a gobernador.

Menos gasto político
En el reacomodamiento de partidas, la gestión de Miguel Lifschitz tomó la determinación de bajar el gasto político con una disminución real de las partidas para el Poder Legislativo (tanto para el Senado como para Diputados), para la gobernación y para el Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, sin contemplar los gastos electorales que tendrá en 2019 esa cartera.

"No es un ahorro en personal político, sino gasto político en general", aclaró Saglione ante la pregunta de UNO Santa Fe y agregó: "El gasto en personal para cada uno de los ministerios y de los poderes está proyectado en base a la dotación de personal hoy ocupada con los salarios proyectados a diciembre y con la cláusula que hoy está vigente".

"Lo que se reducen son todas las partidas que tienen que ver con los gastos de funcionamiento del Poder Legislativo, de Gobernación y del Ministerio de Gobierno que permite que crezcan muy por debajo del resto de las jurisdicciones. Así como hay ministerios que crecen en la participación relativa, el Poder Legislativo, Gobernación y Ministerio de Gobierno pierden participación respecto de la totalidad", sostuvo, aunque no pudo precisar cuánto dinero significará esa reducción en el gasto político.

Las modificaciones impositivas
De forma conjunta a la presentación del presupuesto también se hizo la del proyecto de ley que prevé modificaciones impositivas. En ese sentido, se conoció que se disminuirá la alícuota de Ingresos Brutos (IB) para el sector industrial del 2% al 1,5%; los productores agropecuarios seguirán exentos de pagar IB, mientras que se reduce la alícuota a los de otras provincias del 1% al 0,75%. Mientras que para el comercio y servicios no cambia nada.

También se proponen reducciones al transporte de carga y de pasajeros; distribución de energía, gas y agua; comunicaciones; hoteles y restaurantes; servicios sociales y de salud.

Además, se reduce la alícuota general del Impuesto de Sellos del 1,2% al 0,75%; se reduce a la mitad la tasa de interés punitorio por pago fuera de término. Mientras que se actualiza el módulo tributario en un 25%, pasando de $0,40 a $0,50.

Los aumentos llegarán en el Impuesto Inmobiliario. El rural tendrá un aumento promedio del 31,5%, aunque Saglione dijo que el 50% de las partidas tienen un aumento inferior a $83.

En el Inmobiliario Urbano el aumento promedio será del 27,8%, aunque el 44% de las partidas tienen un aumento inferior a $17 y el 31% siguiente tendrá aumentos de entre $17 y $42.

"Tanto en el rural como en el urbano estamos por debajo de la inflación proyectada para 2018. Eso significa que la propuesta para el Inmobiliario supone una disminución en términos reales para el año próximo teniendo un menor aumento aquellos contribuyentes que tienen el impuesto al día", sostuvo Saglione.

Más fondos para municipios y comunas
El proyecto prevé un incremento de fondos coparticipables a los gobiernos locales del 54,1%, registro que se ubica por encima de la inflación proyectada y de los recursos con los que prevé contar la provincia.

Además, propone incrementar en $800 millones de pesos el programa Equipar Santa Fe, que les permite a los municipios y comunas comprar maquinaria y vehículos para prestar servicios con el financiamiento de la provincia.

En tanto, el ministro de Economía agregó que el Fondo de Obras Menores "será de $1.390 millones, sin recortes y tal como lo establece la ley. Además estamos previendo $6.000 millones en gastos de capital en inversión en pavimentos urbanos previstos en la Ley 13.751".

Embed

Saglione marcó diferencias con el Presupuesto nacional que prevé fuertes recortes de partidas a las provincias y dijo que Santa Fe se hará cargo del 50% de los subsidios al transporte que dejarán de llegar a la provincia a partir del 1 de enero próximo y que eso significan unos $3.000 millones de pesos.

La crisis económica que sufre el país y que se reflejó en la disparada inflacionaria, la escapada del dólar que saltó de los $20 a los $42 y ahora se estacionó en el orden de los $36 y una fuerte recesión económica hicieron muy difícil proyectar un crecimiento real del presupuesto provincial y solo emparda o supera levemente a la inflación de este año.

Todas esas variables obligaron a agudizar el ingenio para equilibrar las cuentas. Por eso se recurrió a reducir el gasto político, como un símbolo de austeridad para enfrentar un año que desde lo económico se presentará muy difícil. Pero que, además, es un año electoral donde se juega quién va a gobernar la provincia a partir del 10 de diciembre de 2019.

¿Te gustó la nota?