Política
Martes 24 de Julio de 2018

En el Senado aseguran que no es el momento de salir a tomar deuda en dólares

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Alcides Calvo, dijo que las altas tasas en el mercado de capitales, el tipo de cambio muy variable y la falta de rendición sobre los gastos de los 500 millones de dólares que se tomaron en 2016 son algunos de los motivos para pensar en otra herramienta de financiamiento para la obra pública.

Este jueves, la Legislatura volverá a retomar sus actividades luego del receso invernal y uno de los debates más fuertes que se viene dando en el Senado provincial este año es si el gobierno provincial debería –tal como pretende el gobernador Miguel Lifschitz– tomar deuda en dólares o desistir de esa herramienta de financiación para hacer obra pública y optar por otra.

Uno de los senadores que viene advirtiendo los riesgos que eso conlleva es el presidente de la comisión de Presupuesto, el justicialista Alcides Calvo (Castellanos). La gestión Lifschitz está solicitando permiso para salir a buscar los segundos 500 millones de dólares de un total de 1.000 millones de dólares. La primera parte del endeudamiento se aprobó en 2016 y, según Calvo, la no inversión total de esa primera partida es una de las razones por las que recomienda no salir en este momento al mercado de capitales.

En un comunicado, Calvo argumenta que hoy no están dadas las condiciones para endeudarse en dólares por tres motivos: las altas tasas de interés; el tipo de cambio muy variable; y porque aún la provincia no terminó de invertir todo lo correspondiente a los primeros 500 millones de dólares.

Respecto del primer punto, Calvo sostuvo que "las condiciones del mercado internacional, aceleradas por la inestabilidad económica de la Argentina con un riesgo país alto" anticipa que "va a resultar imposible encontrar en el mercado de capitales condiciones razonables para acceder al crédito".

Además, sostiene que el reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional complejiza aún más la situación. "Cabe consignar, asimismo, que hoy el acceso voluntario a los mercados internacionales para el país está cerrado. Por consiguiente, también está cerrado para las provincias", agrega el comunicado.

Para graficar la variabilidad del tipo de cambio el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado acude a un ejemplo. "Con la toma del préstamo de 500 millones de dólares (del primer tramo), autorizado por Ley Provincial Nº 13.543/16 para la ejecución de proyectos de inversión pública, la provincia adeudaba en el ejercicio 2017 la suma de $8.800,64 millones; en el 2.018 la deuda pasa a $14.500 millones al tipo de cambio actual. Conclusión: ¿hoy alguna empresa o persona física tomaría un crédito en dólares? No; entonces por qué lo tiene que hacer el gobierno provincial comprometiendo el dinero de los santafesinos", se preguntó.

En el último punto se apoya en un informe elaborado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, que indica que el primer tramo del endeudamiento no se ha ejecutado totalmente, "no siendo conveniente tomar otro cuando se encuentra pendiente de ejecución gran parte del mismo".

A manera de síntesis, del informe de la Bolsa de Comercio, Calvo apuntó que del total del endeudamiento $8.800,64 millones (equivalente en su momento a 500 millones de dólares), en el ejercicio 2016 solo se gastaron $164,9 millones (1,9% del total); en 2017 fueron 3.194,02 millones de pesos (36,3% del total) y en el primer cuatrimestre de 2018 se ejecutaron obras por 1.188,08 millones de pesos (13,50% del total) lo que totaliza 4.547 millones ejecutados (51,70% del total) y un remanente no utilizado de 4.253,64 millones de pesos (48,30% del total).
"Todos los santafesinos debemos conocer cuál es el destino que se le dará al remanente o bien que se explique en qué partidas ha ejecutado dicho monto ($4.253,64 millones). Es decir, se debe conocer el destino del endeudamiento tomado y comparto que se debe continuar con la ejecución de la obra pública en la provincia, pero obteniendo los recursos necesarios a través de otras opciones de financiamiento o bien reasignando partidas presupuestarias".

"En este contexto –continúa–, no es conveniente endeudarse mediante la colocación de títulos en el mercado de capitales externos, sino analizar la posibilidad de un endeudamiento en pesos, como lo han hecho otras provincias, como Buenos Aires, entre otras, mediante la colocación de letes en pesos, o bien recurrir a organismos internacionales de crédito que puedan ofrecer mejores condiciones de tasas y financiamiento, tales como el Banco Mundial, el Fondo de Abu Dhabi para el Desarrollo o el Fondo de la Opep para el Desarrollo Internacional, con quienes la Provincia se ha endeudado recientemente para la ejecución de obras públicas (Acueducto Desvío Arijón - Etapa 2 y Obras de Pavimentación en Municipios y Comunas)".

En los números que esgrime el legislador justicialista también se refiere al impacto que tendrá la cláusula gatillo acordada por el gobierno provincial con los gremios en las paritarias y aseguró que "la provincia podrá atender esa mayor erogación salarial con la mayor recaudación tributaria, y que ello no implicará afectar la obra pública".

"En efecto, si tomamos los ingresos tributarios de enero/mayo 2018 y lo comparamos con enero/mayo 2017 nos da un incremento del 32% ($53.223,17 millones contra $40.258,36 millones). Además, como otro dato saliente, se observa al mes de mayo próximo pasado un superávit acumulado anual de las cuentas públicas de $821,87 millones", sostuvo.

Para concluir, expresó: "La obra pública no debe paralizarse y debe proseguir con las partidas que el Gobierno tiene asignadas en el Presupuesto 2018, con los recursos pendientes de ejecución del endeudamiento ya tomado, o buscando otros mecanismos de financiación que no sean a través de endeudamientos a altas tasas y en moneda extranjera".