Política

En la paritaria central, "la diferencia está en el porcentaje", dijo Farías

El ministro de Gobierno se reunió con los referentes de ATE y UPCN. Ambas partes dijeron que hubo avances, pero aún no hay acuerdo

Lunes 01 de Abril de 2019

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, se mostró molesto cuando salió este lunes del encuentro de la paritaria central por la dilación de los encuentros sin llegar a un acuerdo. De todas maneras aseguró que en la reunión de este lunes se lograron avances y que "la diferencia está en el porcentaje" inicial, aunque las partes decidieron no revelar cuál es el número que quiere cada una.

Por su parte, los secretarios generales de ATE, Jorge Hoffmann, y de UPCN, Jorge Molina, se mostraron más optimistas que en los cuatro encuentros anteriores ya que consideraron que "hubo un cambio de enfoque" del gobierno para resolver la política salarial de 2019 y quedaron expectantes a una nueva convocatoria.

El primer avance significativo es que la inflación de diciembre del año pasado, que fue de 2,6%, será reconocida como parte de la política salarial de 2018 y no contará como parte del aumento actual. En la propuesta anterior el gobierno decía que ofrecía un 10% inicial, mientras que los gremios decían que era un 7,4% porque le descontaban la inflación del último mes del año pasado.

A partir de ese acuerdo todo lo que se discute es aumento para este año. Además, el gobierno ofreció que el porcentaje inicial se contemple incluyendo enero de 2019, algo que en la propuesta anterior recién se contabilizaba a partir de febrero. Eso permite a los trabajadores no solo no "perder" lo que corresponde a la inflación de enero (que este año fue de 3,5%), si no que cuando se acuerde el monto del porcentaje inicial la cláusula gatillo se terminará aplicando antes ya que el porcentaje de enero también cuenta.

Al respecto, Farías explicó: "La diferencia con la propuesta anterior es que el cálculo de la cláusula gatillo se hace una vez que la inflación haya alcanzado el incremento que dimos pero contada a partir de enero de 2019. Eso también significa una mejora importante".

"En lo que no estamos de acuerdo es en el porcentaje. Nosotros queremos un porcentaje que sea representativo de la inflación que viene transcurriendo hasta ahora. Por supuesto que aún no fue medido marzo y allí tenemos algunas diferencias con los gremios. Nos pusimos de acuerdo en no dar a conocer ningún porcentaje por ahora porque lo seguimos discutiendo y nos vamos a reunir en los próximos días", argumentó el funcionario.

En los primeros dos meses del año la inflación acumulada fue del 7,4 por ciento (3,5% en enero y 3,9% en febrero) En estos días se están procesando los números del Índice de Precios al Consumidor de marzo y solo con el 2,6% ya se estaría llegando al 10%, que fue el primer número que tiró sobre la mesa el gobierno y que además incluía la inflación de diciembre.

Todo indicaría que el gobierno intenta anclar el ofrecimiento a esa cifra y los gremios están pidiendo un mayor esfuerzo porque ven que la inflación no se va a desacelerar tanto de un mes a otro.

"El gobierno nos ofreció un porcentaje de aumento inicial concreto. A nosotros nos pareció importante el avance pero todavía no estamos de acuerdo con ese porcentaje y le pedimos al gobierno que lo reconsidere", dijo Molina y también se excusó de hacer público ese número porque todavía se está discutiendo.

Además, el titular de UPCN admitió diferencias con la cláusula gatillo y aclaró que aún no se acordó cuál será el sueldo mínimo garantizado. "No estamos anunciando un paro porque todavía tenemos esperanzas de que el gobierno recalcule el porcentaje que nos ofreció y que nos pareció un avance pero que no es suficiente", sostuvo Molina.

Al ser consultado sobre la cláusula gatillo, Farías respondió: "Insistimos que ya no hay que buscar un tope establecido, sino una fórmula que nos permita volver a sentarnos en algún momento del año para evaluar cómo fue la marcha de los recursos en la provincia y a su vez cómo está el incremento de recursos respecto de la inflación".

"A partir de allí, si hay una diferencia que supere el 5% entre los dos incrementos, poder tener la posibilidad de volvernos a sentar para analizar la marcha de la economía, de las finanzas de la provincia y seguir viendo cómo se incrementan los recursos", aclaró y dijo que aún no se acordó cuándo se abriría esa mesa de análisis sobre la marcha de la inflación y de la recaudación de la provincia.

Pero a pesar de estas diferencias, el secretario general de ATE Santa Fe, Jorge Hoffmann, señaló: "Creo que hay un nuevo enfoque en la discusión. Uno, porque se cambió la base de cálculo; otro era que el gobierno se mantenía irreductible de la actualización salarial de los ingresos públicos de inmediato; otro aspecto es que del porcentaje se excluye el 2,6% de diciembre".

"Encontramos una manera distinta de encarar la discusión de la política salarial", insistió y agregó: "Esto significa un cambio de enfoque en la discusión. Después tenemos que seguir discutiendo. No es empezar de nuevo, pero quedó muy claro que con los ofrecimientos que teníamos en los encuentros anteriores no estábamos de acuerdo en la manera de encarar la política salarial".

La paritaria docente
El ministro Farías se refirió a por qué el gobierno no convocó a un nuevo encuentro con los gremios docentes y descartó las acusaciones de intentar romper el frente sindical estatal que se hizo desde Amsafé Rosario.

"Los gremios docentes tienen definido un paro para los próximos días (miércoles y jueves de esta semana) y tal cual sucedió en veces anteriores ahora, con un paro de 48 horas una semana y otro paro de 48 horas en otra semana, no vimos forma de evitar que ese paro se realice y por lo tanto vamos a esperar a que ese paro se realice para volver a reunirnos con ellos. Puede ser que el viernes ya tengamos una comunicación".

Al ser consultado sobre las acusaciones del gremio docente sobre el intento de ruptura del frente sindical estatal, Farías respondió: "No es cierto que nosotros queramos romper cualquier entendimiento que haya entre los gremios estatales. Lo cierto es que son mesas paritarias distintas, con legislación distinta y que responden a lógicas distintas porque las medidas de fuerza son distintas. Nosotros somos respetuosos de esa situación".

Por otra parte, el ministro dijo que el gobierno ratifica el descuento de los días de paro. En años anteriores el gobierno del Frente Progresista ya había tomado una determinación de este tipo. Sin embargo, la devolución de los días de paro descontados siempre fue una moneda de cambio para terminar de cerrar los acuerdos paritarios.

En este caso a los docentes les descontarán los dos días que pararon la semana pasada y lo mismo ocurrirá con las medidas de fuerza previstas para este miércoles y jueves. Cuatro días de descuento en el salario de un docente se pueden llegar a sentir mucho y seguramente será una herramienta de negociación en los próximos encuentros paritarios.

¿Te gustó la nota?