El debate en el Senado de la Nación por las tarifas de los servicios públicos ya lleva más de cuatro horas. La oposición espera darle sanción definitiva al proyecto que busca frenar los tarifazos esta noche o en la madrugada del jueves. Por su parte, el presidente Mauricio Macri tiene listo el veto a ley.

En total había 49 oradores anotados en la sesión que se inició pasadas las 14 en la Cámara de Senadores de la nación. Entre los legisladores que iban a exponer su postura estaban anotados dos representantes de Santa Fe: María de los Ángeles Sacnun y Omar Perotti.

Por su parte, Macri tiene a la firma el veto a la ley que retrotrae el aumento a las tarifas de los servicios públicos y que la oposición del Senado lograría aprobar este mismo miércoles por la tarde. Según fuentes oficiales, el Presidente formalizaría su decisión de inmediato, a más tardar mañana.

El jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Pichetto, lamentó que el Gobierno no haya logrado consensuar un proyecto para regular el aumento tarifario y habló de un "fracaso de la política", en una clara alusión a la falta de propuestas alternativas presentadas por el oficialismo.

"Hay un fracaso de la política. Los que nos están mirando desde afuera deben estar analizando cómo es posible que la representación política argentina no se pueda poner de acuerdo en cuál es el marco tolerable para el incremento de las tarifas", señaló Pichetto en la puerta del Senado, que por la tarde convertiría en ley el proyecto que retrotrae la suba de los servicios públicos.

"Hay que desdramatizar esta jornada", dijo y agregó: "Creo que hubo un proceso de incomprensión por parte del Ejecutivo en no poder avanzar en un acuerdo razonable que plantee la readecuación de las tarifas para que pueda soportarlas".

"Se requieren grandes acuerdos nacionales, que incluso exceden a la política. Creo que hay que conversar con empresarios, representantes de los trabajadores", señaló.

Luego agregó: "El Gobierno tuvo todo el tiempo para dar una respuesta en comisión. Nunca hubo una propuesta seria. Es un mensaje político del Congreso de que hay poco límite o poca tolerancia social de cara a los aumentos que se están dando".