La secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, mantendrá una reunión con los senadores provinciales en la sala de Presidencia de la Cámara alta. En el encuentro, que fue solicitado la semana pasada por los legisladores, se avanzará sobre el tema tarifario y las obras que la Empresa Provincial de la Energía está haciendo en la provincia. Pero, además, los senadores del peronismo le brindarán los detalles del proyecto de ley para declarar la emergencia eléctrica tarifaria.

En el Senado el proyecto de la emergencia tiene preferencia para ser tratado dentro de dos sesiones. Esa iniciativa se extendería por el término de 360 días y buscaría llevar un poco de alivio a los consumidores eléctricos de toda la provincia, tanto los atendidos por la EPE como por las cooperativas.

El dictamen fue trabajado en la comisión de Presupuesto del Senado y fue girado a la de Asuntos Constitucionales, el paso previo para llegar al recinto. La norma propone que en el caso que el "consumo residencial de usuarios domiciliarios y de uso comercial por servicios prestados a pymes, productores agropecuarios y cooperativas de trabajo de fábricas o empresas recuperadas, resulte superior al consumo promedio registrado en igual período del año anterior" la diferencia se podrá pagar en hasta seis cuotas "mensuales y consecutivas, siempre que no cuenten con algún beneficio tarifario anteriormente otorgado".

También amplía los beneficios de la tarifa social a "los trabajadores formales, jubilados o pensionados con ingresos iguales o inferiores a dos veces y medio el Salario Mínimo Vital y Móvil, como así también las pymes que se encuentran comprendidas en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes de Ingresos Brutos, instituido por Ley N° 13.617".

Además, el proyecto prevé la creación de la Comisión Técnica de Análisis de Costos y tarifas de la Empresa Provincial de la Energía, que el gobernador Miguel Lifschitz ya creó mediante el decreto N° 1.084 del 15 de mayo pasado. La diferencia es que los senadores quieren que la comisión también la integren dos representantes del Senado y dos diputados, algo que Lifschitz no contempló.

En su decreto, el mandatario santafesino dispuso invitar a participar de la comisión a las "Facultades de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral y Nacional de Rosario (un representante cada una); a las Entidades Empresarias con representación provincial de la Industria, sector Agropecuario y el Comercio (un representante por sector); a la Empresa Provincial de la Energía (dos representantes de nivel gerencial de áreas técnicas y económicas); Entidades gremiales de "Luz y Fuerza" (un representante por la zona Centro - Norte y otro por el Centro - Sur); a la Defensoría del Pueblo (un representante) y a la Secretaría de Estado de Energía (un representante)".

En cuanto a la conformación de ese cuerpo de expertos, el jueves pasado, en la Cámara de Diputados, se aprobó un proyecto de comunicación de los diputados del bloque Igualdad que solicita al Ejecutivo que también se incluya en la comisión a los representantes de asociaciones de consumidores y usuarios.

Mientras que sobre los objetivos, el proyecto del Senado prácticamente no difiere de los propuestos por el Ejecutivo. En resumen, las metas son el análisis de la estructura de costos de la EPESF; la proposición de medidas para lograr la reducción de los mismos, mayor eficiencia y calidad de servicio a los usuarios; análisis de la estructura tarifaria de la EPESF; proposición modificaciones tarifarias que permitan una mejor distribución de los costos internos de distribución (VAD) en el universo de usuarios, con sustento en criterios de equidad.

De forma paralela a la reunión que se hará en Santa Fe se comenzará a tratar en el Senado de la Nación el proyecto que busca frenar los tarifazos en los servicios públicos. Si eso prosperara, el presidente Mauricio Macri se vería obligado a vetar la ley. Por eso, la norma, más que un efecto de alivio en los bolsillos de los consumidores tendría un costo político para el Presidente y una muestra de fuerza de la oposición.

Pero de forma independiente a lo que pase en Buenos Aires, la preocupación por las tarifas en Santa Fe también tiene una estrecha relación con los costos y la eficiencia de la Empresa Provincial de la Energía. Por ese motivo, en la reunión de este miércoles entre los senadores y Geese el eje será terminar de acordar la implementación y coordinar cuestiones de funcionamiento de la comisión que avanzará sobre un tema tan delicado como el de encontrar los mecanismos para frenar, o al menos reducir, las subas de las tarifas.