En debate

Hasta el final de la gestión de Sain hubo chisporroteos en el Senado

La Cámara votó el rechazo a los dichos del ministro de Seguridad, que estaría por renunciar. Pero la UCR ya empezó a cuestionar a Perotti por la inseguridad y los leales al gobernador aseguraron que "12 años de narcotráfico no se pueden terminar en uno".

Jueves 18 de Marzo de 2021

En pocos lugares como en el Senado esperaban tanto la salida del ministro de Seguridad, Marcelo Sain. La relación de ese funcionario con los legisladores de la oposición y los senadores del NES-PJ fue muy mala durante este casi año y medio de gestión. La filtración de un audio privado que Sain le habría enviado al exjefe provincial de la policía, Víctor Sarnaglia, donde trataba de "negros pueblerinos" a los agentes policiales –entre otras descalificaciones– fue el detonante para que ingrese a Diputados un pedido de juicio político y se acelerara su salida de la gestión provincial.

La mecha para la discusión en la Cámara alta la encendió un proyecto de declaración del bloque de la UCR para repudiar los dichos de Sain. El senador por General López, Lisandro Enrico, fue el radical encargado de argumentar el rechazo a esas declaraciones, pero inmediatamente aclaró que el verdadero problema era la inseguridad y que eso excedía al ministro. "El problema es la política de seguridad que eligió esta gestión", remarcó y dijo que quien está al frente es el gobernador Omar Perotti.

Enrico cuestionó "la soberbia" con la que se intentó resolver un problema tan complejo y recordó las críticas que Sain hizo contra el propio gobernador, contra la policía y contra los senadores en reiteradas ocasiones. "Sain es parte de un gobierno que tiene la lógica del conflicto", dijo el legislador de General López que inmediatamente apuntó contra la cabeza del Ejecutivo: "Nunca un gobernador destrató a la oposición como lo hizo Perotti el 11 de diciembre de 2019 en su primer discurso, cuando asumió".

El radical dijo que todos los índices delictivos, sobre todo en La Capital y en Rosario, se agravaron. "Lo más grave fue que esto le pasó a un gobernador que sabía que el principal problema era la seguridad. Prometió la paz y el orden en la campaña, pero eso fue un verso que ya se parece a la promesa de Pobreza cero", dijo en referencia a la promesa de Mauricio Macri para llegar a la presidencia de la Nación.

Luego apuntó contra la política en seguridad que tiene menos presencia en la calle y que denosta a los trabajadores policiales. "Sain creía que iba a tener 23.000 agentes de la Sotland Yard", cuestionó y dijo que en la mayoría de los departamentos hoy hay la mitad de los móviles policiales que en la gestión anterior.

Por último, señaló que ya hay tres licitaciones para comprar armas, vehículos y motos para las fuerzas de seguridad que están sospechadas de corrupción. "Espero que el gobierno recapacite sobre lo que está haciendo en seguridad y en cómo está llevando la relación con la oposición", concluyó y dijo que Jorge Lagna, quien suena para reemplazar a Sain, "es un hombre de la política, que tiene diálogo".

Quien salió en defensa de la gestión provincial fue el senador por Rosario, vicepresidente del bloque Lealtad- PJ, Marcelo Lewandowski, quien dijo adherir al rechazo de las declaraciones del ministro, aunque no compartió el resto de las críticas al gobierno. Por eso ese bloque de cuatro legisladores se abstuvo de votar el proyecto de declaración y a ellos se sumó el radical Hugo Rasetto. No quedó claro en la votación la posición de los justicialistas Eduardo Rosconi y Cristina Berra quienes participaron de la sesión de forma virtual.

Lewandowski insistió en que hay problemas que no son nuevos y volvió a . "Este es un tema que nos preocupa y nos ocupa. Llevamos en la provincia de Santa Fe, y fundamentalmente en la región (Rosario) que represento, 12 o 13 años con un narcotráfico instalado, no podemos pensar que en un año esto va a ser Disney", argumentó.

Luego, el presidente de la bancada radical, Felipe Michlig, se preguntó cómo hubiese votado el bloque oficialista el proyecto de declaración si se hubiese sesionado la semana pasada y dijo que hay quienes "ya se empezaron a desmarcar" de Sain. Eso propició un cruce verbal entre Lewandowski y Michlig que obligó a Rubén Pirola –quien presidía en ese momento la sesión– para volver todo al orden.

Los chisporroteos que generó Sain en la política santafesina siguieron hasta el final de su gestión al frente de la Seguridad. Ahora habrá que ver si Lagna logra que todo esto pase rápidamente al olvido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario