Santa Fe violenta

Homicidio Nº 78: murió un joven baleado el sábado en Alto Verde

Murió a las 16.50 en la terapia intensiva del hospital Cullen: Alejandro Espíndola de 19 años, había recibido tiros en la cabeza y el abdomen

Lunes 14 de Octubre de 2019

Este lunes, antes de las 17, falleció en la unidad de terapia intensiva del hospital Cullen de Santa Fe, Alejandro Espíndola, de 19 años. El joven había sido baleado en la manzana N° 7 del costero distrito de Alto Verde antes de la medianoche del último sábado. En ese lugar fue emboscado por desconocidos y baleado a mansalva. Presentaba dos impactos de bala: uno en la cabeza y otro en el abdomen. Fue asistido en primera instancia en el Samco costero, y luego derivado y operado en el hospital Cullen. No hubo detenidos. Pesquisas de la PDI Región I del área Homicidios se hicieron cargo de la investigación y esclarecimiento del caso.

Asistido en el Samco

Conforme a la denuncia de los vecinos de la manzana N° 7, se escucharon numerosos disparos de arma de fuego antes de la medianoche y cuando varios de ellos salieron a la calle, observaron a Espíndola tirado al lado de su motocicleta, gritando y pidiendo auxilio.

Ellos fueron los que denunciaron el suceso a la central de emergencias 911, y después llegaron al lugar oficiales y suboficiales de la Comisaría 24° de Alto Verde que, ante la gravedad del cuadro que presentaba la víctima, lo subieron a la camioneta patrullero y lo trasladaron al Samco, adonde le practicaron las primeras curaciones, lo compensaron, pero debido a la gravedad del cuadro que presentaba lo trasladaron de urgencia al hospital Cullen, con sirenas y balizas encendidas.

Fallecido

Cuando Espíndola llegó al hospital Cullen, fue descendido en una camilla hasta el shockroom para pacientes en estado crítico y lo recibieron los médicos de la Emergentología que constataron que presentaba impactos de bala en la cabeza y en la zona abdominal.

Luego de compensarlo con asistencia respiratoria mecánica y con transfusiones, decidieron operarlo de urgencia en el quirófano central. Luego, cuando concluyó la operación, lo derivaron a la unidad de terapia intensiva, adonde falleció esta tarde de lunes.

Peritajes criminalísticos

Oficiales y suboficiales de la policía capitalina preservaron el lugar en la manzana N° 7 adonde ocurrió la emboscada seguida de la balacera transformada en tentativa de homicidio de Espíndola.

Posteriormente y como consecuencia del diálogo con los vecinos de la populosa barriada, realizaron patrullajes intensivos desde la manzana N° 7 hasta la manzana N° 10. No hubo detenidos.

La información sobre el suceso luego fue transmitida a sus pares, los pesquisas del área Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI). Los agentes del área Científica de la Policía de Invlestigaciones (PDI) realizaron los peritajes criminalísticos de rigor en la escena del ataque criminal.

Informaron la novedad sobre la muerte de Espíndola a las Jefaturas de la Unidad Regional I La Capital y de la Policía de Investigaciones (PDI) Región I, área Homicidios, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marchi, que ordenó que el cadáver de Espíndola sea llevado a la morgue judicial para la realización de la autopsia, y que sean elevados los informes sobre los resultados de los peritajes criminalísticos de rigor en el lugar en el que fue perpetrado el ataque asesino.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario