Política
Lunes 05 de Febrero de 2018

La economía y las obras públicas, las discusiones que dará la Legislatura

Este jueves vuelven a sesionar el Senado y Diputados. El pacto fiscal, la ley tributaria provincial y tres pedidos de endeudamiento, entre los principales proyectos a discutir.

Este jueves volverán a sesionar la Cámara de Diputados y el Senado con varios puntos a tratar en el temario habilitado para las sesiones extraordinarias. Sin embargo, hay algunos que se destacan por su importancia coyuntural y porque están ligados a la economía provincial.

En el Senado está el proyecto para adherir al pacto fiscal que el gobernador Miguel Lifschitz firmó en noviembre pasado con el Presidente Mauricio Macri. Además, entre otros proyectos, allí esperan el tratamiento tres pedidos del Ejecutivo para tomar deuda con diferentes objetivos. Uno es por 300 millones de dólares para obras viales en municipios y comunas; otro corresponde a la segunda mitad de los 1.000 millones de dólares solicitados en 2016 y que tenía una larga lista de obras en todos los departamentos de la provincia; y el último es por 1.000 millones de pesos que estarían destinados por partes iguales a arreglos en el aeropuerto de Rosario y a la compra de maquinaria para trabajos viales.

En Diputados hay un proyecto ligado a la economía que fue muy discutido en la Comisión de Sistema Tributario Provincial y que generó algunas críticas de legisladores nacionales que responden a Macri. Es la ley tributaria que permite al gobierno modificar las alícuotas de los impuestos como el inmobiliario, tanto rural como urbano, ingresos brutos y readecuar las escalas –en base a la inflación proyectada– para el régimen simplificado donde hay más de 100.000 pequeños contribuyentes inscriptos. Si esas escalas no se modifican, automáticamente varios contribuyentes pasarán de categoría solo por el efecto inflacionario y deberán tributar más.

Todos estos proyectos ya estaban incorporados al temario de extraordinarias en diciembre del año pasado. Pero las tensiones que se vivieron a nivel nacional –por ejemplo con la reforma previsional– hicieron que la Legislatura tome distancia y piense dos veces antes de darle tratamiento a los temas económicos. De hecho la única iniciativa importante relacionada a la economía que se aprobó en el último mes de 2017 fue el Presupuesto.

El tema que más preocupación genera es el pacto fiscal. La provincia ya dejó de recibir fondos que el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, estimó en unos $300 millones mensuales –200 millones corresponden al fondo sojero y el resto a las compensaciones nacionales por no enviar los recursos del impuesto al cheque– y que en gran parte son coparticipables. Por lo tanto, eso será un dolor de cabeza para intendentes y presidentes comunales. La semana pasada ya hubo una reunión entre legisladores y el foro de intendentes radicales donde los jefes comunales pidieron la adhesión al acuerdo fiscal.

La otra iniciativa por la que intendentes y presidentes comunales comenzarán a ejercer presión es el tratamiento de la toma de deuda por 300 millones de dólares, algo que el gobernador gestionó a fines del año pasado en Estados Unidos y que irá directamente a mejorar las calles de todas las localidades de la provincia.

Estos dos temas están en manos de los senadores, donde la mayoría la tiene el justicialismo. Antes de meterse de lleno en la discusión paritaria con los agentes públicos, el ministro de Economía y el de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, tienen la misión de destrabar estas dos negociaciones más la ley tributaria que primero pasará por Diputados pero que después llegará a la Cámara alta.

Todo parece indicar que allí se centrará el esfuerzo del Ejecutivo. Mientras que el endeudamiento por los 500 millones de dólares será una carta que los senadores se guardarán para jugarla en una negociación que se dará más adelante.

En tanto, fuentes legislativas confiaron en que el el crédito preaprobado del Banco Nación por los 1.000 millones de pesos no debería tener mayores dificultades ya que hasta el momento no recibió grandes objeciones.

En el inicio de 2018 todo parece estar centrado en la economía y en las obras públicas. Para poder avanzar en estos proyectos los funcionarios provinciales deberán convencer a los legisladores que desde el año pasado vienen pidiendo que se rindan cuentas sobre cómo se gastó el dinero y se despejen las dudas sobre la ejecución de lo presupuestado en obras públicas. Además, deberán explicar en detalle el impacto que tendrán el pacto fiscal y la ley tributaria.

El año legislativo comienza con una agenda que tiene temas de mucho peso político y que tendrán injerencia directa en la economía provincial. Habrá que esperar hasta este jueves para ver cómo se empezarán a mover las piezas de la política santafesina.