Política

Las campañas electorales no se harían por radio ni por televisión

El proyecto de ley tuvo media sanción en Diputados. Es para que no se beneficien los grandes partidos políticos.

Jueves 27 de Junio de 2013

Guillermo Acrich

Diario UNO de Santa Fe

El gobierno provincial suspendió una parte de la ley de campañas electorales que prevé espacios gratuitos de publicidad audiovisual para los diferentes partidos y alianzas que compitan en comicios municipales y comunales. Lo hizo a partir de una “recomendación” de la Dirección Electoral Nacional y no por una “resolución”, con lo cual el PJ cree que la decisión favorece a aquellos sectores

políticos que tienen recursos económicos suficientes para poder hacer propaganda en los medios, en desmedro de aquellos que no.

Frente a esa situación, que el kirchnerismo calificó de “proscriptiva para los que no tienen dinero”, la Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción a un proyecto que suspende la aplicación de la primera parte del Artículo 16 de la mencionada Ley (Nº 13.235). Es decir, si el Senado santafesino también le da el visto bueno a la iniciativa, las fuerzas políticas de la provincia no podrán contratar espacios en radio ni en televisión y deberán ceñir sus campañas a la gráfica y la vía pública.

En Santa Fe, según las explicaciones que dio el gobernador Antonio Bonfatti, los espacios gratuitos de publicidad sólo podrán distribuirse para aquellas categorías electivas de distrito único: gobernador y vice, y diputados provinciales. En tanto, los cargos de senadores departamentales (que este año no se eligen), intendentes, concejales y comisiones comunales quedarán afuera de la mencionada garantía publicitaria.

La determinación que tomó el mandatario socialista ya fue comunicada –por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi– a los apoderados de los partidos políticos y esto puso furioso al autor de la iniciativa original, el diputado kirchnerista Luis Rubeo. A tal punto, que ayer amenazó con denunciar por incumplimiento de los deberes de funcionario público o pedir un juicio político al titular del Poder Ejecutivo.

Ante la eventualidad se pensó en una especie de remiendo. Rubeo motorizó de apuro un proyecto para suspender la primera parte del artículo 16 de la Ley Nº 13.235 –en principio solo para las primarias del

11 de agosto–, a la vez que quedó en pie la segunda parte de ese artículo, que establece: “Las agrupaciones políticas, así como los candidatos oficializados, no podrán contratar o adquirir, por sí o por terceros, espacios en radio o televisión para promoción con fines electorales”.

Más información en la Edición Impresa.

¿Te gustó la nota?