El gobernador Miguel Lifschitz convocó a los intendentes y presidentes comunales de toda la provincia a participar de un encuentro junto a los equipos del Ministerio de Economía y del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, para dialogar respecto de la decisión implementada por el gobierno nacional que recorta fondos coparticipables.

El encuentro tendrá lugar este miércoles 22 de agosto, a partir de las 15, en el Centro Cultural Provincial Francisco Paco Urondo, sito en Junín 2457 de la ciudad de Santa Fe.

La convocatoria de la gobernación se realizó a través de la Secretaría de Municipios y Comunas. La actividad se cristalizó luego de los contactos informales que varios intendentes mantuvieron con el gobernador a raíz de la preocupación que generó la intempestiva eliminación del Fondo Federal Solidario que coparticipaba un porcentaje de las retenciones a las exportaciones de soja.

Los intendentes no tienen en claro cuál es exactamente el temario de la reunión del miércoles y tampoco saben si estará el propio Lifschitz presidiendo el encuentro. Pero varios entienden que esa tarde habrá mucho trabajo técnico de los equipos económicos y, por otro lado, puede llegar a ser un gesto político que los gobiernos locales y la provincia se muestren juntos rechazando una medida como la eliminación del Fondo Sojero que impacta de lleno en las arcas provinciales, municipales y comunales.

Desde la Secretaría de Municipios y Comunas aseguraron que el tema principal será la eliminación del Fondo Sojero y el impacto que eso tendrá en el último trimestre del año. Pero también se van a abordar otros temas de la economía como la coparticipación, la situación financiera de los municipios y comunas, entre otros.

En diálogo con UNO Santa Fe, el intendente de Pérez, Pablo Corsalini (PJ), dijo sobre el encuentro que "la expectativa es seguir trabajando en conjunto con la provincia y buscando soluciones ante las problemáticas" que se van enfrentando. "Nosotros tenemos en claro que el gobernador fue intendente y sabe cuáles son las dificultades que enfrentamos en los municipios y por eso va trabajando y tomando decisiones con los intendentes por este camino", aseguró.

"Entendemos que la situación es compleja no solo para los municipios sino también para la provincia porque el recorte es general. Por eso lo que buscamos es asistir a estos espacios de diálogo y buscar una salida que sea acorde para los municipios y para el sostenimiento de los salarios de los empleados municipales de toda la provincia", afirmó el intendente de la ciudad del sur provincial.

En ese contexto, Corsalini admitió que "se puede buscar una manifestación de todos los mandatarios locales en conjunto con la provincia" por la disconformidad que produjo que se quite el Fondo Sojero "para ver si el gobierno nacional revé o redefine el paso que dio que directa o indirectamente está afectando a todos".

"En Pérez -especificó- el Fondo Sojero significa 3,5 millones de pesos al año que ya los tenemos comprometidos y destinados en el presupuesto municipal para pequeñas obras que son de gran beneficio para los barrios de la ciudad. Hoy tenemos que empezar a ver cómo replanteamos un montón de esas acciones. Obviamente estamos buscando alternativas que generen ese ingreso en un contexto donde todo está a la baja".

Piden un fondo compensatorio

"Con la baja de coparticipación que venimos teniendo, nosotros hace tiempo que venimos pidiendo crear un fondo compensatorio para la pérdida que tenemos de esas partidas. Sabemos que eso es algo que tiene que salir como ley de la Legislatura, pero hasta ahora no hay avances", dijo Corsalini.

En tanto, al ser consultado sobre si la baja de la coparticipación se dio en términos nominales o reales porque está subiendo menos que la inflación, Corsalini respondió: "La coparticipación que nos llegó esta semana se equilibró un poco, pero no todos los meses son iguales. No es previsible. Por ahí aumenta por los ingresos provinciales, pero si te bajan los recursos nacionales que se tienen que coparticipar estamos en un problema".

El 7 de agosto pasado el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, a través de su cuenta en Twitter, difundió la información de cuánto había crecido la coparticipación a municipios y comunas comparando el acumulado a julio de 2017 contra el acumulado del mismo período de este año. En ese posteo las cifras muestran que se pasó de 8.847 millones de pesos a 11.364 millones de pesos, lo que significa un crecimiento del 28,45%.

Sin embargo, este viernes el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) hizo públicos los números del Índice de Precios al Consumidor correspondientes a julio y en el informe se indica que la variación interanual acumula una inflación del 31,2%. Esos datos sirven al menos como referencia para ver que la coparticipación está corriendo desde atrás a la inflación y que en términos reales a las arcas municipales y comunales está ingresando menos de lo que está saliendo en conceptos de gastos corrientes y de capital.

"Quizás sea bueno poder empezar a aclarar qué componente de lo coparticipado es provincial y qué corresponde a recursos nacionales para tener una perspectiva clara de qué es lo que sube y qué es lo que baja", dijo y agregó: "Nosotros después lo que vemos es un número que a veces es más y a veces es menos. Al menos para la Municipalidad de Pérez la coparticipación viene siendo impredecible porque no es un número que se pueda sostener mes a mes".

La idea de buscar una herramienta que sustente a los municipios y comunas ante los cimbronazos de la economía ya la han conversado con algunos senadores provinciales. "Les propusimos crear un fondo compensatorio, que habría que estudiar si hacerlo con una fórmula nominal o neta, pero que nos equilibre ante las pérdidas porque en base a eso uno planifica su gestión, servicios, obras, salarios", expuso.

Por último, Corsalini expresó: "Se nos hace muy difícil cuando se presentan esos picos de baja abrupta. Por eso, al menos necesitamos que si no es algo permanente que por lo menos se active ante una baja abrupta o relativa y bien marcada de la coparticipación. Eso nos ayudaría a mantener los servicios y en muchos municipios a pagar salarios porque muchos de los fondos coparticipables los estamos destinando a salarios, con lo cual es más que importante avanzar en este tema".

En plena crisis económica la quita del Fondo Sojero tendrá un impacto directo en los municipios y comunas. Las partidas coparticipadas del Fondo Federal Solidario solo se pueden destinar a obras y muchos gobiernos locales realizan esas tareas con cooperativas de trabajo, lo que se traduce inmediatamente en generación de empleo. Por ese motivo, la eliminación de esas partidas no solo tendrá un efecto económico y financiero para los gobiernos locales, sino también, significará un golpe a la situación social en cada una de las localidades de la provincia.