En debate

Lifschitz: "El gobierno nacional esquivó la prórroga de biocombustibles y ahora quiere imponer una ley inconsulta"

El presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Miguel Lifschitz, reclamó a las autoridades nacionales que haya "un tratamiento serio, un debate amplio y la generación de consensos"

Martes 23 de Marzo de 2021

El presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados de Santa Fe, Miguel Lifschitz, pidió nuevamente la prórroga de la ley de biocombustibles y reclamó al oficialismo nacional “un abordaje serio de la temática”, tras conocerse las intenciones de generar un nuevo proyecto. “Durante meses hemos pedido el tratamiento de la ley de promoción del sector y, a menos de dos meses de su vencimiento, aparece una propuesta que quieren imponer sabiendo que los tiempos apremian. No se puede permitir que el futuro energético de nuestro país esté atado a cambios sin consensos ni un trabajo conjunto, y nos alarma que estos cambios puedan dañar a la industria santafesina”, afirmó.

La ley 26.093, que vence el próximo 12 de mayo y tiene media sanción tras aprobarse en el Senado, no fue parte del temario de las sesiones extraordinarias tal como había sido prometido a fines del año pasado por el oficialismo nacional y sigue sin discutirse en Diputados. Esto tendría lugar en una sesión el próximo jueves, luego del pedido de urgente tratamiento por parte del Interbloque Federal, del que es parte el socialista Enrique Estévez.

Lifschitz se pronunció luego de conocerse las intenciones del gobierno nacional, a través del diputado Máximo Kirchner, para impulsar un proyecto de ley antes de que venza el plazo de la vigente. El ex gobernador se refirió a la falta de previsibilidad ya que no trascendieron cuáles serían esos cambios en forma concreta, pese a los enunciados del Secretario de Energía nacional, Darío Martínez, ante la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados nacional.

“A la incertidumbre en la que ya estaba el sector hay que sumarle ahora estos repentinos cambios de juego sobre la marcha que nos alarman sabiendo la importancia que tiene la industria para nuestra provincia y para el futuro energético y ambiental del país. Se pretende realizar modificaciones casi sin discutirlas, sin los principales actores implicados sabiendo siquiera de qué se tratan”, manifestó.

En igual sentido, sostuvo: “No sólo siguen dilatando la prórroga a menos de dos meses de caerse la actual legislación, lo que pone ya en grave peligro al sector, sino que la visión que está mostrando el ejecutivo nacional es al menos llamativa. Durante meses reclamamos el tratamiento urgente del tema, lo esquivaron y hoy aparecen proyectos que no se conocen a fondo, que hasta podrían reducir el corte obligatorio de biodiesel y bioetanol, lo que generaría un grave perjuicio para la industria y por lo que ya han alzado la voz distintas Cámaras de nuestro país”.

El presidente de la Cámara baja recordó que la industria local produce el 80% del biodiesel del país, llevando a Santa Fe a ser la cuarta provincia en producción de energía. Además, resaltó que mayoritariamente son pequeños productores de distintos puntos de la provincia que generan cerca de 4 mil puestos de empleo y le dan rentabilidad a la cadena de la soja. “Nuestra provincia tiene una historia en la temática, con iniciativas que han llevado por ejemplo desde el 2018 a incorporar biodiesel en el transporte urbano de pasajeros, mientras que en el 2020 se sancionó con fuerza de ley el Programa Provincial de Uso Sustentable de Biocombustibles”, añadió.

“La mirada sesgada desde Capital Federal deja fuera de la discusión a las principales provincias productoras, como es el caso de la nuestra, y también a muchas Cámaras e industrias que han trabajado en el tema durante los últimos quince años –ahondó Lifschitz-. No sólo se habla de economías regionales, sino que es una actividad que ha generado, además de réditos económicos, grandes avances desde una perspectiva ambiental, generando energías limpias y un impacto positivo en todo el país”.

“Es poco serio tener que discutir una de las principales políticas de futuro de nuestro país sobre supuestos y trascendidos. No estamos en contra de discutir proyectos superadores, lo que pedimos es que haya una mesa conjunta para poder tener una mirada de futuro, con un compromiso sostenible claro y generando oportunidades de desarrollo. Santa Fe, en un gran trabajo de articulación junto a los productores en los últimos años, fijó un camino hacia las matrices productivas sustentables que no puede ser dejado de lado”, amplió.

Por último, el ex mandatario alentó “a que la política santafesina defienda con mayor ímpetu a los sectores que dinamizan la economía provincial”, y finalizó: “Durante muchos años hemos generado programas y políticas públicas para fomentar su desarrollo. No se puede permitir que, con un total desconocimiento de la realidad de cada provincia, se ponga en jaque años de trabajo conjunto. Hay que defender a quienes han apostado, trabajan y generan empleo en Santa Fe”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario