Política

Los radicales frentistas y el dilema de quién acompañará en la fórmula a Bonfatti

Llega enero y empieza el tiempo de negociaciones para encontrarle un o una compañera de fórmula al exgobernador

Sábado 29 de Diciembre de 2018

El jueves por la noche en la ciudad de Santa Fe se reunieron cerca de 200 dirigentes de la corriente interna de la UCR conocida como NEO (Nuevo Espacio Organizado), el espacio con mayor representación territorial de los radicales frentistas.

En ese plenario presidido por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, aseguran que estuvieron representados los 19 departamentos. Allí se avanzó sobre los temas relacionados a las elecciones de 2019, se reafirmó la pertenencia al Frente Progresista, el apoyo a la gestión del gobierno provincial y la decisión de apoyar la candidatura de Antonio Bonfatti.

Pero todavía no se arriesgan nombres sobre cuál será el o la acompañante de Bonfatti en la fórmula. La mayoría de los dirigentes del NEO están convencidos que será ese sector el que propondrá los posibles nombres a consensuar con el socialismo. Pero existe un problema. En esa corriente del radicalismo, reconocen, no hay dirigentes mujeres que tengan una gran visibilidad pública como para sumar votos a la fórmula para la gobernación, por lo que no descartan que sea un hombre quien sea el postulante a vicegobernador.

Tomar esa decisión no será fácil porque en 2018 las mujeres forjaron su protagonismo político con una gran militancia en las calles en temas que marcaron el año como el debate nacional por el aborto y el reclamo por una ley de paridad en la provincia, que solo consiguió media sanción en la Cámara de Diputados. Pero más allá de lo formal en las reglas de juego para las elecciones, el reclamo de las mujeres quedó sobre la mesa y será difícil desoírlo en los próximos comicios.

Por ese motivo, una de las cartas a jugar que se analiza en el oficialismo provincial es la participación de una extrapartidaria. En ese caso, desde el socialismo apuntan a que una propuesta de ese tipo deberá contener absolutamente a los radicales frentistas porque, afirman, ante un escenario de mucha paridad con el peronismo y Cambiemos "se va a necesitar de todos para ganar las elecciones".

Mientras que desde el radicalismo aseguran que si es una extrapartidaria debe ser una figura trascendente que garantice un aporte de votos importantes para ganar la gobernación. De lo contrario tendrá que ser un dirigente del riñón del NEO. Pero aún hay mucho tiempo y cantidades de reuniones por delante para conocer esa decisión.

Encuentro. El jueves pasado, el NEO reunió cerca de 200 dirigentes en Santa Fe. Foto: @chechobasile

"Somos el sector más numeroso, con más territorialidad y si bien no se charló eso todavía, seguramente va a ser NEO quien proponga el nombre de la mujer o el hombre que acompañe a Bonfatti", aseguró un dirigente radical a UNO Santa Fe.

Cambios internos en la UCR

La situación interna del radicalismo santafesino cambió en los últimos años. De los tres sectores mayoritarios que existían hubo dos que tomaron una postura definida rápidamente. El NEO se quedó en el Frente Progresista y el Grupo Universidad se fue a Cambiemos.

El tercer sector, el MAR, no tomó una definición orgánica y quedó en medio de las tensiones que lo fueron desgranando lentamente. Algunos de sus principales dirigentes ya optaron por Cambiemos y otros por el Frente Progresista, como los ministros Julio Genesini y Jacinto Speranza.

Además, otros dirigentes radicales que estaban "sueltos" comenzaron a conformar un espacio que los contenga, les permita visibilizarse y ser interlocutores en las discusiones del Frente Progresista. En esa construcción contemplan, también, la participación de referentes provinciales del GEN de Margarita Stolbizer.

Uno de los hombres que conforma la mesa chica del NEO, el senador por San Cristóbal, Felipe Michlig, aseguró a UNO Santa Fe: "Estamos charlando con todos los dirigentes radicales que están dentro del Frente Progresista. La idea es seguir fortaleciendo el Frente Progresista desde el radicalismo, sobre todo de cara a las próximas elecciones".

"Nosotros aspiramos, por el bien del radicalismo y respetando a los distintos sectores internos, a que sea la misma situación que en 2017", dijo Michlig y recordó que en esa ocasión el radicalismo santafesino ratificó su pertenencia al Frente Progresista y participó en las elecciones dentro de ese frente y otros dirigentes radicales jugaron con Cambiemos.

"El Frente Progresista tiene muchos más años de vigencia que Cambiemos. Hay una decisión a nivel nacional que la respetamos y va a haber sectores del radicalismo que participarán en Cambiemos. Pero también exigimos que se nos respete la decisión de participar en el Frente Progresista que tiene más de 20 años y Cambiemos solo tres", remarcó el senador por San Cristóbal.

Uno de los escenarios posibles es que la UCR no convoque a una convención provincial y quede vigente la decisión que se tomó en 2017. La otra es volver a convocar a la convención y ratificar ese acuerdo entre los distintos sectores del radicalismo santafesino que les permitió jugar a cada uno donde políticamente se sentían más cómodos o les convenía.

El presidente de la convención provincial de la UCR, el senador por San Justo Rodrigo Borla, aseguró a UNO Santa Fe que lo que determinó la convención en 2017 le conviene al sector del NEO, pero que en el Frente Progresista también quedaron convencionales radicales como los senadores Germán Giacomino y Lisandro Enrico; los ministros Jacinto Speranza y Julio Genesini; el diputado provincial, Fabián Palo Oliver; el secretario de Desarrollo Sustentable de Áreas Metropolitanas, Leonardo Simoniello, entre otros, que se suman a los del NEO y le dan una amplia mayoría en la convención con más de 40 voluntades sobre un total de 60.

La estrategia con el socialismo

En el diálogo con el socialismo los radicales ya comenzaron a definir la estrategia de campaña para sostener el gobierno de la provincia y para definir cómo se va a trabajar para defender todos los gobiernos locales que tiene el Frente y cada una de las bancas de concejales que se pongan en juego. "Además queremos ganar otras municipalidades y comunas, que son nuestra principal base de sustento en la provincia", dijo Michlig.

Por su parte, Borla aseguró que la mayoría de los intendentes y presidentes comunales del radicalismo hoy están convencidos de seguir en el Frente Progresista y hacer crecer ese espacio en la representación territorial.

Una de las principales razones por las que los jefes de los gobiernos locales se terminaron de inclinar por el Frente Progresista fue la caída de la imagen del gobierno nacional. Después del éxito que tuvo Cambiemos en las elecciones intermedias de 2017, varios radicales miraban con buenos ojos todo lo que tenía color amarillo.

Pero un 2018 durísimo desde lo económico no solo melló la imagen del Presidente y su espacio, sino que obligó a los gobiernos locales –de todos los colores políticos– a buscar refugio en el gobierno provincial para poder continuar con la obra pública proyectada y garantizar el pago de salario y aguinaldo a sus trabajadores. Ese será uno de los principales argumentos de campaña con los que Bonfatti y su compañero o compañera de fórmula saldrán a buscar apoyo localidad por localidad.

¿Te gustó la nota?