Más de 250 jefes comunales de toda la provincia asistieron este miércoles al encuentro con funcionarios del gobierno de Miguel Lifschitz, quien estuvo ausente, en el Centro Cultural Provincial de Santa Fe. El objetivo era encontrar una postura política común frente al Decreto de Necesidad y Urgencia que firmó el presidente Mauricio Macri días atrás y que eliminó el Fondo Federal Solidario (FFS), que repartía parte de las retenciones a la soja a las provincias, municipios y comunas.

Además de hacer catarsis, muchos intendentes fueron con propuestas concretas. Por un lado se solicitó redactar un documento que exprese el malestar de la mayoría de los referentes locales para que el gobernador se lo lleve al Presidente. El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías -que coordinó la reunión junto a su par de Economía, Gonzalo Saglione, y el secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres- dijo que en 24 horas habrá un texto que circulará por los diferentes foros de intendentes y presidentes comunales para que quienes lo deseen puedan adherir.

Además, se planteó la posibilidad de empezar a hablar con los diputados y senadores nacionales para que voten en contra del DNU de Macri y se revierta la situación por la que dejaron de llegar a la provincia y a los municipios y comunas esos fondos que tenían como único destino final posible la obra pública y la compra de equipamiento.

Pero como muchos de los presentes desconfiaban de la vía política para volver a contar con esas partidas plantearon la necesidad de que la provincia recurra a la vía judicial y presente un recurso de amparo. En este punto Farías anunció que es un tema que ya lo está analizando Fiscalía de Estado, aunque aclaró que esta vez es diferente a otras detracciones que sufrió la provincia y que sí reclamó judicialmente.

"Fue un planteo unánime de rechazo a la medida y de muchísima preocupación por la gravedad que tiene y cómo afecta a cada localidad de la provincia. Se dio en un marco de absoluta armonía y despojado de cualquier tipo de identificación partidaria. Eso lo plantearon todos los que intervinieron", dijo Farías que aseguró que hubo un 80% de los 363 jefes comunales santafesinos y remarcó: "Hay una vocación de plantear institucionalmente la defensa del federalismo y de los recursos que justamente en el FFS la provincia de Santa Fe es una de las que más aporta a la Nación".

Al ser consultado por UNO Santa Fe sobre la posibilidad de que la provincia compense los recursos que ya no llegarán por el FFS, Farías respondió: "La provincia no solo que no puede compensar esos fondos, sino que también está directamente perjudicada. El ministro Saglione lo explicó claramente. Solo en este año la provincia va a ser afectada en más de 500 millones de pesos de sus recursos por la quita del Fondo Federal Solidario, independientemente de lo que pierden las localidades".

Va a ser muy difícil reemplazarlo en lo que queda del año y fundamentalmente el año que viene donde cualquier estimación indica que el FFS para la provincia y los municipios iba a estar por encima de los 2.000 millones de pesos. Esto se lo transmitimos, más allá del compromiso de siempre del gobierno provincial de tratar de buscar alternativas a esta situación.

Esta decisión inconsulta y sin previo aviso de quitar el FFS nos lleva a la preocupación de que pueda producirse en otros recursos. Incluso hay manifestaciones de funcionarios nacionales de proceder a mayores recortes en las transferencias a las provincias.

El Consenso Fiscal no solo fue ratificado por todos los gobernadores del país, sino que está avalado por leyes nacionales y también por una ley de la Legislatura provincial. No hay inconveniente en analizar las consecuencias de la falta de cumplimientos que pueda haber en el Consenso Fiscal. Retirar la firma me parece que por el momento no lo estamos analizando en estos términos. Sí me parece valioso ver el grado de cumplimiento del acuerdo.

—Sucede que no hay respuestas de Nación en cuestiones puntuales como la deuda histórica por coparticipación y ahora se quita el Fondo Federal Solidario y ambas cuestiones estaban contempladas en el Consenso Fiscal. ¿Eso se está analizando?- repreguntó UNO.

—Sí, por eso digo que cuando el gobernador firmó el Consenso Fiscal lo hizo bajo el entendimiento que si bien había modificaciones en los tributos que podían afectar a la provincia de Santa Fe se compensaban con otras cosas e inclusive permitía tener una propuesta concreta para el pago de la deuda. Pero no tenemos todavía una propuesta satisfactoria respecto de la deuda por parte del gobierno nacional. Pero no tampoco está cerrada esa instancia. Nosotros vamos a seguir reclamando una mejora de esa propuesta y en su momento se tomará la decisión de si se toma o no.

"Respecto del FFS es cierto que no estaba previsto quitarlo de esta manera del Consenso Fiscal. Habrá que ver si esto vulnera de alguna manera el acuerdo firmado en su momento. Es una cuestión que de una manera u otra se están analizando ante la alternativa de plantear que la Nación vuelva atrás con esta medida", añadió.

Los números del Fondo Sojero

El ministro de Economía de la provincia pasó en limpio frente a los intendentes y presidentes comunales las cifras del Fondo Federal Solidario. Saglione dijo que para este año Santa Fe esperaba 2.200 millones de pesos por ese concepto y que entre enero y hasta la primera quincena de agosto habían llegado efectivamente 1.388 millones de pesos, de los cuales 387 millones se coparticiparon a las municipalidades y comunas.

El ministro dijo que paralelamente y en el mismo período de tiempo a algunas ciudades de la provincia llegaron Aportes del Tesoro Nacional (ATN), fondos que bajan desde Nación de forma discrecional- un total de 447 millones de pesos. Son 60 millones de pesos más de los que se repartieron por Fondo Sojero a todas las localidades de la provincia. Por eso propuso que el recorte vaya sobre los fondos discrecionales y no sobre los que se coparticipan y llegan a todos los santafesinos.

Además, el funcionario dijo que el golpe a futuro es más importante porque para el año que viene estaban dadas las condiciones para que Nación recaude más por las retenciones a la soja y sus derivados y eso iba a generar un volumen mayor de recursos a repartir con las provincias y las localidades.

La ecuación que hizo Saglione fue la siguiente: al no estar prevista una sequía como la que hubo este año habrá más granos. El tipo de cambio que estaba previsto que este año termine por debajo de los 20 pesos ya no hay dudas de que estará muy por encima de ese nivel en 2019; y, por otra parte, señaló la decisión del gobierno nacional de dejar igual el porcentaje de las retenciones (que vino bajando en los últimos años) y también la suspensión de devolución de retenciones a industrias. Todo eso generará una mayor recaudación y se traduciría en un aumento de las partidas que se deberían destinar al FFS.

Intendentes muy preocupados

Los intendentes y presidentes comunales del justicialismo tuvieron una reunión previa al encuentro con los funcionarios de la provincia donde fijaron una estrategia en común a plantear. Mientras que algunos radicales se reunieron minutos antes de las 15 en un bar de 25 de Mayo y Junín con el intendente de Santa Fe, José Corral, quien luego envió a sus secretarias General, María Martín, y de Gobierno, Malena Azario. La postura de los radicales no fue tan dura como la de los peronistas.

El intendente de Gálvez, Mario Fissore (PJ), no dudó en pedir "acciones directas" como "judicializar el reclamo" porque el FFS ya está presupuestado. "El DNU es inconstitucional", aseguró y advirtió que en los próximos meses Nación va a reducir la coparticipación del IVA. Además, puso en duda que al finalizar este año los gobiernos locales puedan pagar sin problemas los salarios y en ese marco reclamó "que la provincia y los municipios y comumas deben buscar un equilibrio de acá a fin de año porque se firmaron paritarias al 18 por ciento con cláusula gatillo y la inflación está al 30 o 35 por ciento".

Por su parte, el presidente del Foro de Intendentes Radicales, Dionisio Scarpín, le pidió a los funcionarios provinciales que no los dejen solos a los intendentes y que remitan en tiempo y forma los recursos correspondientes al Fondo de Financiamiento Educativo y los del Fondo de Obras Menores.

Por último, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, dijo que la decisión del gobierno Nacional "pone en riesgo la gobernabilidad" de los intendentes y presidentes comunales que son los primeros en estar frente a la crisis y advirtió que que lo del fondo sojero "es el principio del desfinanciamiento a provincias, municipios y comunas".

Además de la delicada situación financiera que atraviesa el país, varios intendentes remarcaron que ya se comenzó a sufrir una baja en la recaudación local porque no se pagan las tasas municipales. Mientras que también advirtieron que aún no llegó el impacto más fuerte de la recesión económica. Pero lo más preocupante para los jefes comunales es que aún no hay un mensaje claro desde Nación de cómo se piensa salir de ese escenario.