Entrevistas con UNO

"Me entristece que algunos correligionarios hoy sobreactúen ser los más macristas"

Fabián Palo Oliver cuestionó a los correligionarios que fueron muy críticos con el gobierno de Macri y hoy se pasaron a las filas de Juntos por el Cambio

Lunes 19 de Julio de 2021

"Me entristece mucho ver cómo algunos correligionarios sobreactúan y parecen más macristas y más militantes de Juntos por el Cambio que los que fundaron Juntos por el Cambio", dijo Fabián Palo Oliver en su visita a la redacción de UNO Santa Fe. El diputado radical analizó el presente de la Unión Cívica Radical en la provincia y cuestionó que parte de la dirigencia de su partido haya optado por alimentar la grieta en lugar de construir una alternativa como la del Frente Progresista.

Al ser consultado sobre cómo ve al radicalismo provincial en la actualidad, Palo Oliver dijo que el radicalismo en la provincia de Santa Fe, a partir de principios de 2020, "empezó un proceso interesante en base a la posibilidad de normalizar su situación" institucional. "El radicalismo en Santa Fe estuvo intervenido por el Comité Nacional en una actitud que en su momento reprochamos la mayoría de los radicales que éramos parte de Frente Progresista Cívico y Social porque en definitiva lo que no se respetó fue la voluntad de la mayoría de los radicales de Santa Fe de participar en el Frente Progresista Cívico y Social. Mientras, una pequeña minoría optó por participar en lo que es el Frente Juntos por el Cambio", explicó.

Palo Oliver asegura que esa situación cambió, ya que "un sector importante del radicalismo como es el NEO entiende que el radicalismo de Santa Fe debe construir en Juntos por el Cambio", que debe respetar lo que decide la Convención Nacional, mientras que en las elecciones locales, municipales han optado por seguir perteneciendo al Frente Progresista y fortaleciendo el Frente Progresista.

Palo Oliver 2.jpg

"Obviamente para nosotros eso es un error", dijo y argumentó: "No se puede borrar con el codo lo que se escribió en algún momento, ni tampoco borrar lo que se manifestó en muchas oportunidades por muchos de los dirigentes que son del NEO y que han tenido actitudes muy críticas con el gobierno de Macri y con la conformación de Juntos por el Cambio. Entendemos que esa no es una alternativa al actual gobierno nacional. Es más, Juntos por el Cambio no solamente dejó un gobierno en peores condiciones, que el que dejó en el 2015 el kirchnerismo, sino que es parte del problema de nuestro país".

· LEER MÁS: "Cambiemos es un cadáver que ya tiene mal olor", dijo Fascendini

"No hay que consolidar la grieta –continuó–, no hay que consolidar la polarización y el bipartidismo que hoy se expresa en el Frente para Todos y el frente Juntos por el Cambio. El radicalismo debería construir, primero una alternativa progresista porque está claro que Juntos por el Cambio hoy expresa el conservadurismo en el país y eso obviamente que no se condice con la tradición y con la historia y los principios de valores de la Unión Cívica Radical. Esto lo digo con todo respeto, nosotros seguimos en el lugar en el que siempre estuvimos. No traicionamos nuestras convicciones, ni la cambiamos por pragmatismo, que muchas veces termina desvirtuando lo que debe ser un espacio político y lo que debe ser un partido político".

Luego señaló: "La política es ideología, es la puesta en valor de la ideología, el respeto a la ideología. No puede el pragmatismo justificar todo y porque ahora haya que ganarle al Justicialismo en la provincia o en la nación, consolidar un frente que fue perjudicial para los intereses del país. Ahora, si hay dirigentes, y esto no lo digo con ironía, lo digo con todo respeto, que entienden que Juntos por el Cambio es lo superador, allá ellos. Nosotros entendemos que el rol del radicalismo debería ser construir un espacio con otras expresiones progresistas del país que sean alternativa justamente a la grieta. Quienes nos quedamos en el Frente es cierto que somos una minoría, no lo desconocemos. La gran mayoría de los radicales, algunos entendieron que había que abandonar el Frente en el 2017, otros abandonaron en el 2019 y otros por lo menos en lo que es el esquema nacional y es bastante contradictorio, muy difícil de explicar por qué a nivel local están en el Frente Progresista, hoy a nivel nacional están en Juntos por el Cambio. Pero eso lo tienen que explicar ellos".

· LEER MÁS: Para Fascendini, el "Frente Progresista ya es el pasado"

Para Palo Oliver no quedan dudas que la muerte de Miguel Lifschitz jugó un rol importante para la toma de decisiones en algunos sectores del radicalismo. "Por lo menos aquellos que nos decimos y nos sentimos alfonsinistas entendemos que no hay que seguir a los hombres, que lo importante son las estructuras, las ideas y las propuestas. La muerte de Miguel obviamente que nos afectó a todos. Como espacio político, como Frente Progresista, nos afectó porque se nos fue físicamente el mayor elector. Miguel era un ordenador puertas hacia adentro del Frente Progresista, pero inclusive para otros sectores de la oposición", explicó.

Aunque, luego, argumentó: "Pero su desaparición física no debería ser una excusa para mirar hacia otro frente. Y ahí es donde está la mayor contradicción. Si ahora no tenemos el gran elector, entonces nos vamos a Cambiemos porque es una marca que se supone garpa bien, se supone que mide bien y eso nos garantiza a nosotros tener una representación y poder pelear un proceso electoral. Eso no solamente no lo compartimos, sino que lo repudiamos como práctica política".

· LEER MÁS: Fascendini: "Firmamos con el Fondo y tenemos poco compromiso con el pueblo"

"Entendemos que la práctica política debe ser otra, la de reivindicar la militancia política, la de las ideas, la de las propuestas. Estamos extremadamente orgullosos de lo que el Frente Progresista Cívico y Social ha generado como transformación en la provincia de Santa Fe. Nos hacemos cargo de la demanda no satisfecha, pero también nos llena de orgullo las transformaciones que se hicieron en muchísimas áreas a lo largo y lo ancho de la provincia de Santa Fe. Abandonar el Frente Progresista es renegar de esa historia y renegar también de un presente que obviamente va a presentar dificultades en una sociedad muy polarizada, en un escenario político donde seguramente va a haber polarización. Pero nosotros preferimos seguir defendiendo este proceso y también preferimos seguir insistiendo en que Argentina necesita otra opción y que la solución no pasa ni por Cambiemos ni por el Frente para Todos. Hay que que ser actores de esa construcción, de esa alternativa", aseguró.

"Otros entienden que alcanza con decir que hay que enfrentar al peronismo y ganarle y consolidan Frente para el Cambio. La verdad es que a nosotros no nos contiene ni un modelo de país ni el otro y sí nos contiene el modelo de país que quisimos alguna vez proyectar desde el Frente Progresista de la provincia de Santa Fe. No fue posible en términos electorales, pero no podemos renunciar a ese pasado y a este presente que va a tener dificultades, pero que hoy no tengo ninguna duda de que vamos a ser competitivos", sostuvo.

Por último advirtió: "Hay un porcentaje muy grande de la sociedad, que está exigiendo a la dirigencia política la construcción de una alternativa distinta. Hay muchísima gente, a diferencia de lo que creen algunos correligionarios que entienden que la grieta ha perjudicado y está perjudicando mucho al país y que se necesita tener otra práctica y otra cultura política. Me entristece mucho ver cómo algunos correligionarios sobreactúan y parecen más macristas y más militantes de Juntos por el Cambio que los que fundaron Juntos por el Cambio. Esa necesidad de mostrarse como auténticos, cuando en realidad lo que están haciendo es sobreactuar una situación que le quita mucho valor a lo que debe ser la coherencia política y lo que debe ser una práctica política distinta a la que representa Juntos por el Cambio".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario