En medio del acalorado debate sobre la legalización del aborto en el Senado, una falla técnica dejó al descubierto un insulto de Gabriela Michetti durante la sesión. La vicepresidenta de la Nación no se dio cuenta de que tenía abierto el micrófono y todos escucharon cuando apuntó contra Luis Naidenoff, el jefe del interbloque Cambiemos.

"Es un pelotudo, que no rompa las pelotas", dijo Michetti, luego de que el senador la cuestionara por interrumpir la exposición de la senadora Pamela Verasay, ya que se había excedido con el tiempo pactado.

Naidenoff le reclamó a la vicepresidenta que no haya estado en la Labor Parlamentaria y que no le permitiera a los legisladores cerrar sus exposiciones. "¡Usted conduzca, pero deje cerrar, presidenta!", disparó.

Como contrapartida, Michetti le respondió que era ella la encargada de mediar el debate. Sin embargo, pocos minutos después del fuerte cruce, no se dio cuenta que tenía el micrófono abierto y todos en el recinto escucharon su insulto hacia el senador de Cambiemos.