Este martes, a las 16.30, el gobernador Miguel Lifschitz llegó a Casa Rosada para reunirse con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, para avanzar en el acuerdo que le permita a Santa Fe hacerse del dinero que Nación le debe por más de 10 años de detracción indebida de parte de la coparticipación. El mandatario santafesino irá a la reunión acompañado por el ministro de Economía, Gonzalo Saglione y el fiscal de Estado, Pablo Saccone.

A valores históricos la deuda acumulada es de unos 23.000 millones de pesos. Uno de los primeros puntos que deben acordar Santa Fe y Nación es cómo se actualiza ese monto para luego poder avanzar en la forma y los plazos de pago. En julio del año pasado, cuando el gobernador elevó una propuesta para que el gobierno de Mauricio Macri salde su acreencia, Lifschitz calculó en casi 50.000 millones de pesos la deuda actualizada. Ahora ya pasaron otros nueve meses.

Al ser consultado por UNO Santa Fe sobre las expectativas por la reunión de esta tarde, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado de Santa Fe, Pablo Farías, dijo: "Esperamos que hoy haya una propuesta o por lo menos un avance que indique que a fin de mes vamos a tener una propuesta concreta. Las expectativas son moderadas, pero por supuesto que estamos ansiosos y predispuestos a buscar con Nación un entendimiento para empezar a saldar una deuda que es importantísima para los santafesinos y que por ley está definida volcarse a bienes de capital, a obras, a infraestructura y a compra de equipamiento para toda la provincia. Por eso, cuanto antes lleguen los fondos y algunas otras alternativas que puedan evaluarse eso le permitirá a la provincia pegar un salto cualitativo importante".

"Desde 2016 a la fecha venimos desarrollando un plan de obra pública y de infraestructura verdaderamente inédito. Es importante lo que se avanzó en estos años y si empezamos a recibir estos fondos eso va a significar poder avanzar más rápido", aseguró.

Ante la pregunta por su parecer sobre los dichos del intendente de Santa Fe, José Corral, para que el puente de Santa Fe-Santo Tomé pueda ser tomado como parte de pago de la deuda, Farías expresó: "Si eso fuera así significaría que la provincia termina pagando con sus recursos un puente que está sobre una conexión nacional y que Nación se comprometió a hacer esa obra cuando la provincia ya invirtió sobre una ruta nacional como la 19 para convertirla en autovía. Sería una nueva asunción de compromiso por parte de la provincia con recursos de la provincia. Me parece que no sería lo correcto. Estamos dispuestos a buscar todas las soluciones posibles para que la obra se pueda iniciar lo antes posible, pero es muy importante que cuando hablamos de obras la Nación asuma su responsabilidad sobre lo que son las obras nacionales y que nos permita con el dinero de la deuda hacer obras provinciales. Sino es como que Nación se estaría corriendo de su responsabilidad como lo asume en el resto del país".

"El endeudamiento que se aprobó la semana pasada en la Legislatura por 300 millones de dólares y que está destinado a municipios y comunas, una gran parte los gobiernos locales lo pueden tomar a cuenta de la deuda que Nación tiene con la provincia en la parte que es coparticipable para los municipios y comunas. No solo que tenemos la decisión de distribuirlo en base a la ley de coparticipación a municipios y comunas, sino que buscamos una forma a través de este empréstito de adelantarle esos fondos a los municipios y comunas que así lo deseen y la provincia se está haciendo cargo del financiamiento al tomar el crédito y pagarlo hasta que Nación nos pague la deuda", concluyó.