Santa Fe Violenta

Perotti dijo que con Nación van a cambiar el escenario deficiente que le dejaron en Seguridad

El gobernador puso el acento en la coordinación con el gobierno nacional más que en el número de agentes federales que llegarán a Santa Fe. La ministra Frederic tomó distancia de la medida que le permite tener la bala en recámara a la policía

Jueves 16 de Enero de 2020

El gobernador Omar Perotti y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se reunieron en Casa Rosada en el marco de la firma de un convenio de cooperación en materia de seguridad entre ambas jurisdicciones. Del encuentro también participaron la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el ministro de Seguridad santafesino, Marcelo Sain.

Al finalizar Frederic, Perotti y Sain se refirieron a los términos del acuerdo en una conferencia de prensa. El mandatario santafesino dijo que es muy importante que el presidente haya convocado a las autoridades de Santa Fe para firmar el acuerdo porque "la dimensión del problema en Santa Fe excede los límites de Rosario y de la provincia" y aseguró que "tiene claramente una connotación nacional".

Además, para el gobernador "es central trabajar coordinadamente con la dimensión del problema a enfrentar" y sostuvo que en los últimos días comenzó a notarse operativamente en la ciudad de Rosario y que eso se extenderá a las ciudades de Santa Fe, Venado Tuerto, Reconquista y Rafaela.

Al respecto, la funcionaria nacional explicó que se rubricó un convenio de cooperación para la asignación de fuerzas federales en la ciudad de Rosario y que "el convenio lo único que hace es sellar un acuerdo de coordinación que se viene llevando adelante desde hace tres semanas".

· LEER MÁS: Las primeras definiciones en seguridad para la ciudad de Santa Fe

"La orientación en seguridad es federal. Estamos trabajando con todas las provincias y las que más necesidades tienen son las que tienen la atención más urgente", dijo Frederic que prefirió no brindar números concretos sobre la cantidad de agentes que llegarán a la provincia porque de lo que se trata es de optimizar los recursos.

"Muchos creen que más policías es más seguridad, pero de lo que se trata es de optimizar las fuerzas federales trabajando en un nivel más analítico y coordinado de las fuerzas, la política y la Justicia", sostuvo.

Sobre ese punto, Perotti dijo que históricamente hubo una discusión sobre el número y "nunca se puso la mirada sobre la voluntad concreta de Nación y provincia para trabajar en el objetivo de que los habitantes de la provincia de Santa Fe tengan una mejor seguridad".

"Ese objetivo está enmarcado no solo en el trabajo que ya comenzamos, sino en lo que firmamos hoy con el Presidente de la Nación. Seguramente esos resultados van a ser muy superiores", aseguró.

Luego remarcó: "El número será el que se vaya determinando de manera efectiva en el terreno. Hay un número que supera largamente los 2.000 (efectivos) ya en terreno en la provincia. La coordinación de esas fuerzas federales comenzó en el día de ayer con el ministro Sain", dijo y le brindó importancia a la mirada de los intendentes de las principales ciudades de la provincia con los que hasta el momento no se compartía información ni se trabajaba de forma articulada.

"Venimos a cambiar el escenario que nos dejaron las administraciones anteriores con una deficiente acción en el tema de seguridad en cada una de las grandes ciudades, pero fundamentalmente en el deterioro de la confianza de cada uno de los santafesinos con su fuerza, con su institución policial", concluyó con críticas hacia las gestiones del Frente Progresista.

A su turno, Sain se encargó de apuntar que el gobierno de Santa Fe y el Nacional son "uno solo en materia de seguridad" y aseguró que "hay un solo diagnóstico sobre lo que sucede en la provincia y que hay una sola interpretación de la envergadura que tiene el problema".

Además, el ministro dijo que hay tres niveles en los que se va a trabajar con Nación. El primero es operacional y que para ello se va a contar con unos 300 gendarmes que van a trabajar en la pacificación de determinados barrios de la ciudad de Rosario, pero que también se trabajará en cuestiones de inteligencia. Después señaló el nivel del delito complejo donde, dijo, "no se requiere de masividad, sino inteligencia, interpretación del problema y un trabajo coordinado entre Justicia Provincial y Federal". Mientras que el tercer nivel de trabajo que describió tiene que ver con seguridad vial, porque los corredores viales son importantes para la Nación a nivel federal y varios atraviesan la geografía de la provincia.

La bala en recámara

La resolución del gobierno de la provincia que permite a los agentes de policía llevar la bala en recámara (que esté lista para disparar) se conoció esta semana y generó polémica, incluso dentro del equipo de gobierno de Perotti.

El documento lleva la firma del jefe de la Policía, Víctor Sarnaglia, y fue respaldado tanto por Sain como el propio gobernador. El ministro de Seguridad trató de minimizar los peligros que significa que la policía lleve el arma lista para disparar y sobre ese tema dijo: "Nosotros estamos elaborando esta semana un protocolo de uso de armas letales y armamento no letal, porque en la provincia tenemos como estrategia incorporar armamento no letal para la seguridad urbana y ciudadana".

· LEER MÁS: Sain: "Los principales dirigentes gremiales de los policías somos nosotros"

"Con la tecnología del armamento actual –prosiguió–, que es de doble acción y con seguros que son probados, si no no pasarían una licitación, no es lo mismo que hace 30 o 40 años cuando se protocolizó lo que se derogó la semana pasada".

Cuando fue el turno de Frederic para responder esa pregunta, la ministra dijo compartir lo dicho por Sain, aunque también tomó una distancia prudente al decir que hay que considerar quiénes están habilitados a tener la bala en la recámara. "Seguramente no va a ser toda la policía de la provincia, imagino que serán algunos cuerpos especiales preparados para eso", dijo la funcionaria nacional mientras Sain y Perotti asentían con la cabeza. Sin embargo, la resolución no hace distinciones de ningún tipo y habilita a todos los agentes de la policía de la provincia a llevar la bala en recámara.

"Lo que es fundamental acá es conceder el entrenamiento necesario para hacer uso o no de una fuerza letal", insistió la ministra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario