Política

Randazzo: "Cristina se decidió por Scioli y los resultados están a la vista"

El ministro del Interior Florencio Randazzo, “bajado” por la presidenta de la interna del Frente para la Victoria, rompió el silencio tras las elecciones. Fue criticado por el oficialismo.

Domingo 01 de Noviembre de 2015

El ministro del Interior y Transporte y ex precandidato presidencial del oficialismo, Florencio Randazzo, rompió el silencio ayer y señaló que "la presidenta decidió que (Daniel) Scioli sea el candidato, y los resultados están a la vista".

Se expresó así luego del escaso margen con el que Scioli le ganó al candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, en las presidenciales del pasado domingo y, de paso, rechazó cualquier posibilidad de ocupar un cargo en el próximo gobierno.

Las declaraciones de Randazzo fueron cuestionadas por el oficialismo, que afirmó que el ministro está "especulando con una derrota" del Frente para la Victoria y que se bajó de la candidatura porque "quería ser ungido por la presidenta".

El escandalete arrancó durante la visita de Randazzo a Mendoza —allí se abrazó con el líder radical y socio de Mauricio Macri, Ernesto Sanz—, donde recordó su frustrada decisión de pelear la Presidencia. "Quería ser precandidato", dijo, y remarcó que "estaba convencido que una primaria del FpV iba a fortalecer a cualquiera que ganara".

"No se ha dado la posibilidad de ser un precandidato dentro de la primaria. La presidenta ha decidido que el candidato sea Scioli, y los resultados están a la vista", disparó Randazzo, al tiempo que consideró que "hay que ser muy respetuosos de la voluntad de la gente".

Pese a reivindicarse como "un hombre del FpV", evitó sumarse en la confrontación de la campaña para el ballottage y sostuvo que "la decisión que va a tomar el pueblo argentino del 22 seguramente será la mejor para todos", y agregó: "Le deseo a quien gane lo mejor".

Respecto de la derrota que sufrió el FpV en provincia de Buenos Aires, sentenció que "finalmente se ha dado una evaluación que hace el conjunto de la sociedad cuando vota, se premia o castiga", en alusión a la Gobernación de Scioli.

Al ser consultado acerca de haber recibido algún reproche por haberse negado a ser candidato a gobernador bonaerense, Randazzo lo negó y, al mismo tiempo, defendió su decisión de aquel momento: Remarcó que él había dicho "que quería ser precandidato el 13 de noviembre de 2013" y que "en reiteradas oportunidades" advirtió que "no iba a ser otra cosa y si no era posible iba a ser un simple militante".

"Por eso rechacé el ofrecimiento por parte de la presidenta de ser candidato a gobernador", sostuvo, y destacó: "He cumplido con mi palabra cosa que muy pocas veces se ve en la política".

Respuesta. Las palabras de Randazzo incomodaron al gobierno, y el primero en descalificarlas fue Zannini: "Me parece que Randazzo está frustrado y especulando con una derrota del FpV", disparó.

El secretario de Legal y Técnica de la Presidencia dijo luego que Randazzo "tuvo toda la oportunidad de ir a las primarias" pero lo que ocurrió fue que "quería ser ungido por la presidenta". "Abandonó cuando se enteró de que yo iba como candidato a vice de Scioli. Ahí fue el momento en que decidió bajar su candidatura", sostuvo Zannini.

Además, acusó al ministro de pretender "dar un mensaje sacándose fotos con la oposición", en referencia a la imagen en que se lo ve saludando a Sanz.

Por su parte Urribarri sostuvo que "en la vida hay que hacerse cargo de las decisiones que se toman", y aseguró que "si Randazzo no quiso competir y se bajó fue porque se vio sin chances y privilegió sus intereses personales".

"Randazzo también rechazó ser gobernador, participar en la elección del mayor distrito del país. No sé si por miedo o porque no le interesaban los bonaerenses. Uno debe ser humilde y ayudar desde donde se pueda", agregó el gobernador".

Sin nombrarlo, Bossio también lo criticó: "Nada grande, ni nada bueno sale del egoísmo personal. No se puede hacer política como si fuera una mesa de apuestas", señaló Bossio a través de las redes sociales.

 

Desmentida

Al ser consultado sobre la supuesta intención de Cambiemos de tentarlo para integrar un eventual gobierno, Randazzo dijo: "Le agradezco a la gente de Macri que reconozca mi capacidad mi gestión, pero yo no voy a ocupar ningún cargo de ningún gobierno. Ha llegado el momento de acompañar desde otro lugar", aseguró.

De esta manera respondió a las versiones sobre un posible acercamiento luego de que la candidata a vice de Macri, Gabriela Michetti, deslizara que Cambiemos tiene intenciones de iniciar un diálogo con el ministro. Y al ser consultada sobre si hubo una reunión con él, aclaró: "Que yo sepa todavía no, pero hay un montón de personas haciendo relaciones y teniendo conversaciones con personas para intentar traer a los que nos parecen mejores a esta construcción".

Ayer los rumores sobre un posible acercamiento entre Randazzo y Cambiemos fue abonado por el abrazo que se dieron el ministro y Sanz en Mendoza, cuya foto circuló por internet.

Cambiemos tienta a Massa con dos ministerios

El senador nacional y jefe del radicalismo, Ernesto Sanz, consideró ayer que el ex candidato presidencial de UNA, Sergio Massa, "tiene referentes en algunas áreas que pueden ser de un gobierno de coalición", por lo que planteó que "hay un par de lugares en un gabinete" para los que "sin duda" estaría "viendo" dirigentes de ese espacio.

"Hay gente muy valiosa con Massa", dijo Sanz, aliado del candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, y remarcó que "hay un par de lugares en un gabinete ministerial para los que sin duda" estaría "viendo" a referentes de ese sector, a los que definió como "de lo mejor que hay en Argentina".

Sin embargo, aclaró que no debía dar los "nombres", porque esa área es competencia de Macri.

"Massa tiene referentes en algunas áreas que tranquilamente pueden ser referentes de todo un gobierno de coalición", dijo, y completó: "El radicalismo los tiene y los va a aportar. Obviamente el PRO y también la Coalición Cívica".

Además, evaluó que el gobierno "está sufriendo un deterioro creciente, que es lógico y obvio", por lo que, dijo, "nadie puede sorprenderse de las contradicciones entre el gobierno y el propio candidato que eligieron", en referencia a Daniel Scioli.

Consultado sobre la postura de Scioli respecto de que el fallo de anteayer del juez neoyorkino Thomas Griesa favorable a los holdouts estaba justificado en la "expectativa que le genera" Macri, ironizó que esa misma tendencia, entonces, "también provocó que el otro día Boca perdiera".

"Están desesperados, nerviosos, desorientados", dijo, y completó: "La piña de nocaut del domingo no se la esperaban, sobre todo en la provincia de Buenos Aires".

Tras apuntar que "el ciudadano argentino no es tonto" ni "se le pueden vender espejitos de colores", afirmó que "esto de Scoli de que después del domingo, porque le fue mal, es el campeón del 82 por ciento móvil y de eliminar el impuesto a las ganancias a los trabajadores y retenciones es poco serio".

"Me gustaba más el Scioli de la fe y esperanza. Sonaba más simpático. Se debe sentir mal si durante 20 años en la política construyó la imagen de la sonrisa y aparece como el hombre malo de la película; no se lo cree nadie esto de andar infundiendo miedo", concluyó.

¿Te gustó la nota?