#legalizacióndelaborto
Miércoles 08 de Agosto de 2018

Sacnun: "La muerte por aborto clandestino es un femicidio por omisión del Estado"

La senadora santafesina por el Frente para la Victoria argumentó su voto a favor de la ley de despenalización del aborto y aseguró que es "una violencia institucional que no podemos seguir permitiendo". La votación sería pasada la medianoche.

La senadora santafesina por el Frente para la Victoria, María de los Ángeles Sacnun, argumentó su voto a favor de la ley de despenalización del aborto y aseguró que "la muerte por aborto clandestino es un femicidio por omisión del Estado" y que "sin lugar a dudas forma parte de una violencia institucional que no podemos seguir permitiendo". La votación por el sí o el no a la ley de despenalización del aborto sería después de la medianoche.

Además la legisladora citó estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación para asegurar que los abortos clandestinos "se siguen llevando miles de mujeres jóvenes" y agregó que en el país se hacen entre 350 mil y 500 mil abortos por año.

"Si esta ley no sale, se seguirán haciendo abortos y este Parlamento será responsable de las muertes que se produzcan en la República Argentina", cuestionó Sacnun a sus pares ante los rumores de que el proyecto de ley no recibiría sanción definitiva en la Cámara alta.

sacnun

"Las democracias del siglo XXI –argumentó– van a tener un desafío muy profundo que tiene que ver con la visibilización del reclamo de la agenda pública que está instalando el colectivo de mujeres no solo en nuestro país, sino en la región y el mundo. El movimiento Ni una menos trascendió los límites nacionales y demuestra que hay una profunda demanda con esta síntesis que se pretende entre los derechos de igualdad, autonomía; esa síntesis es la dignidad. Y el plexo normativo que recoja las demandas en materia de derechos humanos".

Por otra parte, Sacnun planteó que es necesario un proyecto más amplio que no solo incorpore los derechos de salud sexual y reproductiva, sino también "los derechos económicos, laborales, sociales, políticos y culturales que nos asisten a las mujeres".

También dijo que hay que empezar a incorporar el concepto de "feminización de la pobreza porque los más pobres de los pobres son mujeres que están quedando fuera del sistema" y que se ven doblemente afectadas.

"Este debate no puede ser binario entre proabortistas y antiabortistas. Eso es absolutamente reduccionista. Las mujeres han abortado, abortan y lo seguirán haciendo. Lo hacen mujeres de todas las clases sociales, pero es una clase social la que es estigmatizada, criminalizada y que lamentablemente termina, en muchos casos, en la muerte porque el Estado en lugar de responderles a través del acompañamiento les responde a través de la criminalización y el Código Penal".