Política

Santa Fe ya dijo cuál es el monto que le pidió a Nación por la actualización de la deuda

En diálogo con UNO Santa Fe el ministro de Gobierno brindó los detalles y dijo que la presentación en la Corte no plantea plazos para cerrar la negociación

Martes 30 de Octubre de 2018

La semana pasada la provincia elevó una nueva propuesta a Nación para que salde la deuda por coparticipación que mantiene con Santa Fe. Además, este lunes el gobernador Miguel Lifschitz anticipó que también se presentará en estos días esa misma propuesta en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En diálogo con UNO Santa Fe, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, brindó precisiones al respecto y le puso cifras al reclamo. En síntesis, dijo que la Provincia está pidiendo obras por unos 64.000 millones de pesos y bonos actualizables por inflación por 37.000 millones de pesos, lo que totaliza unos 100.000 millones de pesos.

Al ser consultado sobre si la actualización de los montos se solicitó tanto en los bonos como en las obras, Farías respondió: "Sí, tanto los bonos como las obras están vinculados al valor que nosotros estimamos de actualización de la deuda que Nación tiene con Santa Fe".

"Ellos nos propusieron en su momento –continuó– una actualización del valor de los bonos de alrededor de 32.000 millones de pesos y nosotros estimamos que eso debe estar alrededor de los 37.000 millones de pesos. Mientras que sobre los 54.000 millones de pesos para obras hoy planteamos que como mínimo eso debe andar en los 64.000 millones de pesos, teniendo en cuenta la inflación y la devaluación que hubo en estos meses".

"Son alrededor de los 100.000 millones de pesos. Esa sería la cifra sobre la que nos podrían estar haciendo una propuesta. Lo que sucede es que para que sea una propuesta real y concreta necesitamos bonos que sean actualizables por inflación", completó.

En ese punto Farías dijo que si Santa Fe hubiese aceptado la propuesta original de bonos en pesos sin posibilidad de actualización por inflación, "la depreciación en estos meses más la devaluación habría tornado esa deuda en montos realmente que estarían muy lejos de lo que Nación le debe a la provincia".

La base de la negociación
"Hay que tener sí o sí un índice de actualización que no se está proponiendo y, además, una garantía de cumplimiento de las obras", definió Farías sobre las condiciones mínimas para que la propuesta se pueda evaluar de forma seria.

Acerca de las garantías para las obras comprometidas, Farías argumentó que hasta el momento "es muy poco lo que en inversión en obra pública la Nación hizo en la provincia" en estos casi tres años de gobierno.

"Pensar que, a precios de hoy, van a poder realizar un plan de obra que implique unos 20.000 millones de pesos por año requiere una garantía porque hasta ahora no hemos visto que hayan realizado ni cercanamente esa inversión. Por eso pedimos que lo que no se invierte en obras, que por lo menos regrese a la provincia en títulos y que esos títulos sean actualizables", explicó.

Además de la actualización por inflación, Farías dijo que los bonos deberían dar "dividendos de amortización después de dos o tres años de gracia".

El camino judicial
Como la provincia todavía no tuvo una respuesta favorable, de forma paralela a la negociación con la gestión de Mauricio Macri decidió ir informando paso por paso la evolución de la negociación a la Corte Suprema de Justicia.

"A la Corte la mantenemos al tanto de las circunstancias que se están dando porque en algún momento, si se dan por agotadas las instancias de negociación, tendremos que recurrir a que la liquidación la haga la corte y que establezca la forma de pago. Queremos agotar la instancia de negociación y realizarlo por esa vía. Pero si esto no avanza ya estamos informando a la Corte de cómo se van dando todas estas etapas", advirtió.

Ante la pregunta de si en la presentación que hará Santa Fe en la Corte la Provincia le pidió que se expida en un plazo determinado, Farías respondió: "No, se le está informando a la Corte cómo van las negociaciones, las dificultades que tenemos para concretar un acuerdo de partes que permita a la Provincia satisfacer el crédito que tiene con Nación y son pasos que eventualmente pueden desencadenar en su momento en un pedido concreto para que la Corte resuelva este problema. Mientras tanto apostamos a la negociación, pero manteniendo viva la causa en la Corte".

Mientras que sobre si el gobierno de Santa Fe se puso un plazo para negociar, el ministro aseguró: "No, el plazo que tenemos ya está vencido, que es el del 31 de marzo (de 2018) y que es el que está en el anterior consenso fiscal. El gobierno nacional tiene una demora importante con la provincia de Santa Fe en hacer una propuesta que sea aceptable".

En ese sentido negó la posibilidad de que exista una nueva cláusula en la Adenda al pacto fiscal que Santa Fe aún no firmó. "Lo que pasa es que ya tuvimos una cláusula en el pacto fiscal y no logramos que eso sea verdaderamente cumplido por el gobierno nacional. No nos opondríamos a que haya una consideración pero tendríamos que ver muy bien a qué se estaría obligando el gobierno nacional en esta adenda. Pero no tenemos una propuesta en ese sentido todavía", aclaró.

"La verdad es que las expectativas son bajas", reconoció Farías acerca de las posibilidades de que las negociaciones lleguen a buen puerto. "Salvo con la provincia de Buenos Aires que cada vez que pidió el recupero de fondos perdidos por inflación o por cualquier índice de actualización el gobierno nacional ha respondido inmediátamente, el resto no vimos esa misma actitud y mucho menos la provincia de Santa Fe", expuso.

"Es más, para lograr el consenso y la aprobación del Presupuesto nacional, cuando uno lo revisa ve que hay provincias que se vieron particularmente favorecidas por lo que ahí se plantea y no es el caso de Santa Fe. Por lo cual, sí tenemos bajas expectativas en función del trato que le dio Nación a la provincia en término de transferencias económicas", concluyó.

Una negociación interminable
La historia de la deuda de Nación con Santa Fe por la detracción indebida de coparticipación es muy larga. Empezó con un reclamo de Jorge Obeid, a fines de su mandato. Luego asumió la gobernación Hermes Binner y realizó una presentación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación que el 24 de noviembre de 2015 falló a favor de la provincia y dio un plazo de 120 días para que Nación y provincia convengan la actualización del monto de la deuda –que a valores históricos es de unos 23.000 millones de pesos– y la forma de pago.

Pasaron más de 10 años y en noviembre de 2017 el gobierno nacional logró que Santa Fe firme el pacto fiscal al incorporar una cláusula donde se comprometía a elevar una propuesta antes del 31 de marzo de este año. Con los plazos vencidos ofreció realizar obras por unos 54.000 millones de pesos (que era el monto de actualización que hizo Santa Fe) y entregar bonos por 32.000 millones de pesos.

Pero Santa Fe no aceptó porque los bonos no tenían actualización por inflación y porque el gobierno nacional no brindaba ninguna garantía de que cumpliría con el plan de obras. Todo volvió a un punto cero hasta la semana pasada cuando Santa Fe, luego de la devaluación y la inflación que hubo en lo que va de 2018, actualizó los montos y volvió a elevar una propuesta a Nación para que finalmente pague y en estos días llevará a la Corte una copia de la propuesta para dejar asentado un nuevo paso en una negociación que parece interminable.

¿Te gustó la nota?