Política
Miércoles 04 de Abril de 2018

Según los gremios, marcharon 20.000 personas

Los organizadores de la jornada de protesta de este miércoles aseguraron que fue masiva la concentración en Plaza del Soldado y la marcha que terminó con un acto frente al Ministerio de Educación.

Según los gremios de estatales, docentes y profesionales de la salud que realizaron la jornada de protesta, hoy se movilizaron 20.000 personas para reclamar "salarios y condiciones laborales dignas". La medida de fuerza se sintió en la mayoría de las dependencias públicas provinciales con una alta adhesión, mientras que la concentración comenzó a las 10 en Plaza del Soldado, luego marcharon hacia Casa de Gobierno y finalizó con un acto frente al Ministerio de Educación.

Entre los manifestantes hubo dirigentes y afiliados a ATE, Amsafé, Siprus, Sadop, Festram, CGT, CTA y el Movimiento Obrero Santafesino. Según los organizadores, la marcha tuvo doce cuadras de trabajadores.
Comenzado el acto cerca del mediodía -en el que se homenajeó al docente Carlos Fuentealba en un nuevo aniversario de su asesinato-, el secretario general de la CGT Santa Fe, Claudio Girardi, se acercó para manifestar el apoyo de esa central obrera: “La causa común que nos une a la CGT y CTA es la defensa de la clase trabajadora, por eso también estamos orgullosos del Movimiento Obrero Santafesino -MOS-. Por eso los invito a no abandonar la lucha y decirle al gobernador (Lifschitz) si realmente quiere diferenciarse del gobierno nacional, convoque a paritarias sin techo, y discutir salarios para que los trabajadores puedan vivir con tranquilidad”.


En nombre de la CTA de los Trabajadores de Santa Fe, su secretario adjunto Adolfo Avallone destacó la “unidad en la acción, en la lucha junto a todo el movimiento obrero”. Felicitó a los estatales que “pese a las operaciones mediáticas, a los aprietes recibidos por todo el aparato del Estado, se movilizaron en forma masiva”. Y también pidió a Lifschitz: “Señor gobernador: escuche a los trabajadores, que la inflación no nos devore el salario”.

En tanto, la Presidenta Provincial del Siprus, María Fernanda Boriotti, celebró “la unidad en la calle” y dijo que no se puede “permitir este avasallamiento de nuestros derechos” y puso como ejemplo en territorio nacional “el desmantelamiento del sector público, los despidos, la CUS (Cobertura Universal de Salud). Por eso defendemos una salud pública para todos”. “Claramente -agregó- no hay servicios públicos, no hay educación, no hay salud, sin trabajo decente. Y no vamos a bajar los brazos”.

Luego, la secretaria general del Sadop, Patricia Mounier, describió que “desde todos los rincones de la provincia hemos venido hoy a decirles a este gobierno provincial que nuestra dignidad no vale esos famosos 6 kilos de pan, que nuestra dignidad vale un diálogo respetuoso, una paritaria libre, sin techo, vale ámbitos democráticos como éste. Queremos decirle que si quiere hacer de buen alumno cumpliendo con los deberes que le impone el gobierno nacional, allá ellos. Nosotros vamos a seguir dando clases sobre dignidad y llenando calles, porque esa lucha es la que cada día le enseñamos a nuestros pibes y jóvenes”. “Nadie se baja de esta lucha, nadie se rinde, cada vez somos más, sigamos profundizando nuestra lucha, torzámosle el brazo a este gobierno y sigamos reclamando salarios y condiciones dignas de trabajo”, finalizó.

Posteriormente, el secretario general de ATE, Jorge Hoffmann, recordó que “hace unos días, el gobernador hizo mención a una dirigencia sindical muy politizada, pues acá hoy hay más de 20 mil dirigentes sindicales, más de 20 mil trabajadores poniendo de manifiesto que eso es cierto, y nos enorgullece profundamente, porque si bien estamos luchando por nuestro salario, estamos también expresando claramente que no estamos de acuerdo con el modelo económico que implica reducción salarial y que la inflación le gane al salario durante 9 meses en un año en consonancia con un gobierno que desde la cúspide nacional predica la rebaja a los estatales”.

La última de las dirigentes en hablarles a los más de 20 mil trabajadores que escuchaban atentamente fue la secretaria general de Amsafé y Ctera, Sonia Alesso, quien dijo: “Demostramos que sabemos unirnos no sólo para defender nuestros derechos sino también la claridad hacia adónde apuntan estas políticas a nivel nacional y provincial. La causa de este conflicto es claramente la negativa de discutir en la paritaria la escala, los tramos, las condiciones y no imponer un aumento a la medida de otras propuestas salariales que se hicieron en el país".

"No es verdad que no iba haber ni piso ni techo", dijo Alesso y agregó: "Que me diga el gobernador o muchos de los que votan ajuste y hambre para el pueblo cómo viven con los sueldos que tenemos con los aumentos en alquileres, la luz, el gas, el colectivo y todos los servicios. No nos van a poder convencer de que es lo mejor aumento del país. Vamos a pelear, a llenar las calles argentinas diciendo todas las veces que sean necesarias no a los techos salariales, no al hambre, a la miseria, a la ley de ART, al intento de modificar nuestras jubilaciones”.

Y, por último, coincidió con sus predecesores: “El anuncio de paritaria por decreto es ilegal, viola la ley de paritaria, es práctica desleal amedrentar, pretender romper el paro, buscar dividir a los sindicatos e intentar disciplinar a los trabajadores. Por eso le decimos esta pelea no terminó, convoquen a paritarias, no firmen el decreto, queremos salarios y condiciones dignas”.