Por irreverente, Argentina quedó última en el Mundial del Asado

El país no ha tenido buenas performances en las ediciones en las cuales ha participado. El ganador fue Gran Bretaña.
El hecho fue que el tristísimo puesto no fue concebido por falta de cocción o por un pedazo de vacío duro sino que el equipo nacional se negó a seguir las reglas.

Según postearon en su perfil de Facebook, las reglas indicaban que la cocción debía hacerse en un "chulengo". Este primer punto llevó a que los argentinos pusieras el grito en el cielo y pidieran hacerlo en parrilla. El requerimiento fue concedido y el puesto argentino lució un gran fuego y brasas por doquier.

Esto llamó la atención del público que se acercaba para ver la "pintoresca" escena y decidieron otorgarle la mención de "originalidad" y "simpatía" pero a la hora de la competencia la historia fue otra.

La presentación final requería que la carne fuera presentada con salsa barbacoa y el equipo prefirió el chimichurri. Incumplir con las reglas llevó a Argentina al último lugar, mientras que Gran Bretaña se llevó el número uno.

En la edición anterior, Locos por el asado tampoco tuvo un buen desempeño y señalaron: "Esto no es un Mundial del Asado, sino de la barbacoa".

Argentina no pierde las esperanzas y equipos nacionales siguen participando de una competencia en la que no se comparten ni formas de cocción, preparación ni presentación. Habrá que repensarlo.

¿Te gustó la nota?