Judiciales

Practicaron una nueva autopsia al cuerpo del niño muerto en Recreo

Es el chico de 12 años que apareció sin vida en un descampado el 4 de julio. Estiman que los resultados finales estarán en un mes

Martes 24 de Septiembre de 2019

El cuerpo de Diego Román, el niño de 12 años encontrado mutilado en julio último en un descampado de la localidad santafesina de Recreo, fue sometido el lunes 23 de septiembre a una reautopsia en la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para confirmar si sufrió una muerte violenta como lo sostuvieron los forenses que hicieron el primer informe, o si padeció el ataque de animales depredadores.

• LEER MÁS: Diego Román: ¿de brutal asesinato a un ataque mortal de perros?

Dionisio Ayala, abogado de la madre del nene, informó que la diligencia se llevó a cabo en la morgue judicial situada en las calles Viamonte y Junín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero que el resultado demorará alrededor de un mes.

Según el letrado, en la operación estuvieron presentes los médicos de la Corte y también su perito de parte, el médico forense Ramón Calvet, quienes presenciaron la "reinspección" del cuerpo y la "apertura de sobres con todos los elementos para la investigación genética y pericial".

Un mes

Ayala estimó que dentro de "un mes" tendrán el informe con los resultados de la diligencia, aunque él sostiene las conclusiones del peritaje preliminar del jefe del Cuerpo Médico Forense de Santa Fe, Pascual Pimpinela, quien indicó que el niño sufrió "una muerte violenta".

"Fue el primer médico que analizó el cuerpo y no creo que haya confundido un puntazo con la dentadura de un perro", señaló en referencia a la hipótesis de que el niño fue mutilado por perros en el predio donde se halló el cadáver.

El profesional "dijo que además de las heridas con elementos cortopunzantes presentaba tentativa de cercenamiento", indicó el letrado, y aclaró que ese médico también explicó que la intervención de los depredadores fue "post mórtem".

Junto al abogado estuvo María Cardozo, la madre del chico, quien reiteró sus sospechas hacia la madrastra de Diego porque esta "maltrataba" a sus hijos. "Pero también es responsabilidad del padre, porque él tuvo que haberle puesto un alto a su mujer", señaló María.

Consultada sobre el tipo de maltratos, la madre de Diego recordó que la mujer "le pegaba con un cinto", lo obligaba a bañarse "con agua fría en pleno invierno" y le decía que si no cuidaba de su hermanito no lo iba a dejar ir a entrenar al fútbol.

"Yo no podía (retirarlo de ese entorno) porque estaba amenazada por el padre y antes de poner en riesgo la vida de mis hijos me hacía a un lado. Me decía que no me acercara a los chicos porque yo para él ya estaba muerta", relató la mujer. Y añadió: "Acá hay responsables y si él está tapando a alguien ya es hora de que hable."

• LEER MÁS: Diego Román: decenas de niños y niñas pidieron justicia

El caso

Diego Román, de 12 años, era intensamente buscado desde el miércoles 3 de julio, cuando no regresó a su casa luego de ir a la escuela, en Recreo, ubicada a unos 17 kilómetros de la capital santafesina y a 200 kilómetros al norte de Rosario.

Su padre realizó la denuncia en la Comisaría 16ª de esa localidad y un día más tarde el vicepresidente del Club Social Central Oeste, donde el niño jugaba al fútbol, encontró su cuerpo entre la vegetación de un descampado cercano a su casa.

En un primer momento se apuntó a un homicidio producido con un elemento punzocortante. Oportunamente, el médico forense y docente universitario Pascual Pimpinella explicó que en la primera autopsia detectaron la presencia de heridas cuyos bordes eran "muy netos", lo cual abonaba la teoría de que habían sido producidas con un elemento filoso.

• LEER MÁS: "Es ridículo lo que hacen", afirmó el abogado de la mamá de Diego Román

No obstante, el 27 de agosto el Ministerio de Seguridad difundió la teoría de la muerte por el ataque de una jauría de perros. El mismo día, se supo que el propietario del terreno donde apareció muerto Diego fue imputado por "homicidio culposo", por ser también el dueño de los animales que atacaron al niño.

Luego, el Ministerio Público de la Acusación santafesino ordenó a Gendarmería Nacional realizar una revisión de la autopsia, la cual no descartó la posibilidad de que el niño haya sido atacado por una jauría que circulaba por la zona del hallazgo.

Hace diez días, el fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, explicó a la prensa local que no se podía descartar ninguna hipótesis hasta que se llevara a cabo la reautopsia.

De hecho, la causa continúa caratulada como "Diego Román/sobre su muerte", concluyó el abogado Ayala.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario