Santa Fe
Viernes 29 de Junio de 2018

Preocupación por la suspensión del servicio de traslado de alumnos y docentes rurales de secundaria

Para el senador provincial Felipe Michlig, la medida resiente "el normal desarrollo de los contenidos académicos y la calidad educativa".

La Cámara de Senadores de la provincia de Santa Fe aprobó un proyecto presentado por el senador Felipe Michlig (San Cristóbal), por el cual se declara la "preocupación ante medidas que podría implementar el Ministerio de Educación con respecto a la suspensión del pago a las empresas prestatarias del servicio de traslado de los docentes rurales de la educación secundaria, a los lugares donde dictan clases, circunstancia que resentiría el normal desarrollo de los contenidos académicos y la calidad educativa; solicitando se arbitren las medidas para solucionar el problema planteado".

La iniciativa recibió el acompañamiento –además– de los senadores Orfilio Marcón (General Obligado), Germán Giacomino (Constitución), Armando Traferri (San Lorenzo), Alcides Calvo (Castellanos), Eduardo Rosconi (Caseros), Rodrigo Borla (San Justo), Osvaldo Sosa (Vera), Rubén Pirola (Las Colonias), Guillermo Cornaglia (Belgrano), Joaquín Gramajo (9 de Julio) y Hugo Rasetto (Iriondo).

Fundamentos esgrimidos
En los fundamentos esgrimidos el presidente del Bloque del FPCyS, Felipe Michlig, explicó que "la comunidad educativa ha puesto en conocimiento de esta Cámara los inconvenientes que estarían afectando a todos aquellos docentes que dictan clases en núcleos rurales, ante la eventualidad que se interrumpan los pagos del servicio de traslado en remís o utilitarios hasta las sedes educativas, los que se encuentran distantes de los centros urbanos. Tales costos eran absorbidos por el Ministerio de Educación, con un sistema de pago efectuado desde las distintas regionales a las empresas o particulares prestatarios del servicio, en el marco del proyecto de fortalecimiento de la educación rural".

"Los traslados –continuó– de los docentes eran realizados por empresas o particulares, mediante el sistema de concurso de precios, situación que en la Región IX de Educación se realizaba en forma pública, con apertura de ofertas y control de documentación exigida en el pliego. El objetivo es asegurar el traslado de los docentes hacia el lugar de trabajo, ya que muchos, por la distancia o carencia de medios de transporte, no podían viajar con medios de movilidad propio, o no tenían sistema de transporte público, o no les convenía contratar dicha movilidad por escasas horas cátedras".

Extensión territorial
En el caso del departamento San Cristóbal, dada su gran extensión, la distribución geográfica y densidad de población rural, las distancias y las distintas localidades (cuatro municipios y 28 comunas) justifican holgadamente el pago del servicio de transporte a los docentes rurales, pues no existe servicio de transporte público en los horarios propios de la actividad escolar. Actualmente existe una extrema preocupación por parte de docentes, padres y alumnos, por la eventualidad que la provincia de Santa Fe deje de costear la movilidad para trasladar a los profesores a los lugares donde dictan clase".

"Expresan aquellos que el cambio de las condiciones laborales, al variar el sistema de pago de traslados, afecta a todos los que titularizaron recientemente cargos en lugares lejanos y sin conectividad de otros medios de transporte; y que hacerlo a mitad de año es contraproducente. En el caso del departamento San Cristóbal, existen 19 núcleos rurales con más de 800 alumnos y 500 docentes titulares".

Afecta la organización de la estructura escolar
"El sistema que se pretendería implementar implicaría dejar sin efecto la actual forma de pago de dicha movilidad al sector rural, realizado desde las regionales y por sistema de concurso de precios; y reemplazarlo por un sistema de becas de transporte a los alumnos que concurren a dichos establecimientos, cuyo pago se haría a favor de los padres o adultos responsables y paralelamente, se les abonaría a los docentes el ciento por ciento del rubro zona desfavorable, según la cantidad de horas cátedras, para cubrir el gasto de movilidad. Además afectaría la coordinación de horarios de docentes en la organización de la estructura escolar, tal como está al día de la fecha, lo que implicaría deber aceptar que los docentes cumplan la totalidad de las horas en una sola jornada por tema de costos, lo que pedagógicamente no es aconsejable".

"Entendemos que tal criterio no contempla las particularidades que presenta la educación secundaria rural en departamentos de mucha extensión y con problemas de conectividad, que dependen exclusivamente de una economía basada en la producción agropecuaria, propia de los departamentos del centro-norte provincial.- Por otra parte, para aquellos docentes con pocas horas cátedra, el sistema propuesto no les permitiría cubrir los gastos de traslado. Además, en la hipótesis de becar a los alumnos mediante el pago efectuado a sus padres o responsables, no garantiza necesariamente que tales fondos sean destinados a los costos de traslado de sus hijos a la escuela, en detrimento del objetivo de fortalecer la educación rural".

"Si bien las distintas regionales de educación no han tenido conocimiento de disposiciones legales o resoluciones formales sobre la suspensión de los costos de movilidad, la situación generada ya ha motivado numerosas notas de docentes y padres preocupados por la situación de falta de pago del servicio y/o de reducciones de costos de tal magnitud que tornarían inviable la continuidad de aquel".