Santa Fe

Qué cuestionan las inmobiliarias del proyecto de ley de alquileres

Punto por punto, las principales críticas a la iniciativa presentada por Galassi.

Martes 25 de Abril de 2017

El diputado titular del bloque del Partido Socialista en la Cámara baja de la provincia, Rubén Galassi, presentó una iniciativa que busca regular el mercado de los alquileres de viviendas. El proyecto tiene por fin principal proteger al inquilino, sobre todo en cuanto a comisiones y garantías, evitando abusos y democratizando el acceso a la vivienda.

Sobre las comisiones

La iniciativa fija comisiones con un tope del 4% del valor del contrato y en caso de renovación entre los mismos titulares, 2%. Estos honorarios serán pagados en partes iguales por inquilinos y propietarios. Actualmente las comisiones no están reguladas, quedando libradas a lo que pacten las partes, lo que puede derivar en situaciones abusivas, advierte el texto de Galassi.

Al respecto, el titular de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios (Ceci) de Santa Fe, Walter Govone dijo que es algo que "ya está legislado".

"Ya hay una ley de 2011 que regula a los Colegios y la actividad profesional. Está legislado cuáles son nuestros honorarios al momento de contratar. Hoy, la mayoría de las inmobiliarias estamos cobrando alrededor de 4,5% del monto total del contrato. Es decir, limitarlo al 4%, no es un cambio sustancial", señaló.

En tanto, agregó que "bajar al 50% los honorarios de las inmobiliarias cuando se renueva el contrato, va a generar algo contrario".

"¿Qué incentivo va a haber para que la gente se quede? ¿Por qué voy a querer hacer una renovación si voy a cobrar el 50%? Cuando se renueva un contrato de locación, se hacen bonificaciones si la persona fue buen cliente, si cuidó el inmueble, si pagó a término. Es una política comercial de cada una de las inmobiliarias, pero al legislarlo, muchos no van a renovarle al mismo inquilino, porque van a preferir buscar uno nuevo y cobrar la comisión completa", planteó.

Sobre las garantías

El proyecto de ley del titular del bloque socialista en Diputados, propone que se puedan solicitar solamente dos garantías propietarias o tres codeudores con recibos de sueldo, y que además, los inmuebles que se presenten como garantía puedan estar ubicados en cualquier localidad de la provincia, no necesariamente donde está emplazada la propiedad a alquilar.

Al respecto, Govone manifestó que en las inmobiliarias de la ciudad se solicitan las garantías en función de que las inmobiliarias puedan asegurar el pago del alquiler, y que es un tema en el que se debe tener la "mayor precaución". Sostuvo que actualmente en la mayoría de las inmobiliarias se solicitan dos garantías propietarias, y entre cuatro y cinco recibos de sueldo, no porque se quiera tener más recibos, sino porque en caso de incumplimiento, no se puede afectar más del 20% del sueldo.

"Pedimos dos y hasta cinco recibos, porque a veces los compromisos de pago que tienen los recibos de sueldo, con respecto a créditos, pago de cuotas, o descuentos de mutuales, quedan tan bajos que para no decir que no sirve, se piden más. Hay gente que cobra la mitad de lo que dice el recibo. Limitarlo para abajo no lo vemos conducente, ni va a generar una mejora en el contrato de locación", expresó.

Sobre el Impuesto Inmobiliario

Respecto del impuesto inmobiliario, Galassi planteó que esté a cargo de los locadores y no pueda ser transferido a los inquilinos. "A diferencia de los servicios, como la luz o el gas, que claramente debe abonar quien utilice esos servicios, el impuesto inmobiliario es un impuesto al patrimonio y como tal lo debe abonar el titular de ese patrimonio, nunca el inquilino", afirmó.

Sobre este particular, Govone recordó que "hace muchos años lo pagaba el propietario", pero que "se lo trasladó a los inquilinos, porque la rentabilidad ha bajado de una manera estrepitosa y está en uno de los niveles más bajos de los últimos 35 años".

"Históricamente la renta de un inmueble era de 1%, hoy está en 0,35% debido a la coyuntura económica, y a la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. Estamos viviendo los niveles más bajos de rentabilidad de los inmuebles. Si esto se traslada a los propietarios pueden pasar dos cosas: que suban el monto del alquiler para absorberlo, o directamente que lo siga pagando el inquilino", indicó.

Por último, el titular de Ceci, advirtió que es común pensar que la persona que pone un inmueble en alquiler es alguien que está en una posición económica acomodada, pero que esto en la práctica, y de acuerdo a los números que maneja la cámara, no es así.

"Tenemos estadísticas que hablan de que el 60% de los propietarios con los que trabajan las inmobiliarias tienen un solo inmueble, y el 30% tiene dos viviendas. Se cree que el que tiene una propiedad en renta es un adinerado, y lo tiene porque lo pensó como una renta para cuando se jubile, o un ingreso extra", reflejó y advirtió: "Si se generan mayores trabas a la inversión en inmuebles, la gente va a invertir en otra cosa, o en otros países, y va a generar todo lo contrario: que haya menos inmuebles en alquiler. Y al haber menos inmuebles en oferta, va a subir el valor de los alquileres. Todo lo contrario a lo que la ley quiere generar".

¿Te gustó la nota?