¿Qué determina el precio de las criptomonedas?

Aunque el mercado existe desde hace más de una década, lo cierto es que sigue siendo difícil determinarlo con seguridad.

Miércoles 02 de Marzo de 2022

Con el más reciente crac del mercado “cripto”, en el que la mayoría de los activos cayó a sus mínimos en varios meses, muchas personas han comenzado a preguntarse cuáles son las variables que determinan el precio de las criptomonedas. Aunque el mercado existe desde hace más de una década, lo cierto es que sigue siendo difícil determinarlo con seguridad.

Esto se debe a que al igual que muchas divisas, como el dólar, las criptomonedas no cuentan con un sustento físico (como el oro o el petróleo) por lo que su cotización puede variar sin motivos que sean aparentes a simple vista. Para entender mejor por qué cambian los precios, es necesario estudiar estas variables:

Especulación

La variable que tiene mayor peso sobre el valor de las criptomonedas es la especulación, es decir, la venta de un activo a un precio mayor que el de la compra. Es una de las estrategias más comunes de inversión a corto plazo que se utiliza en el mundo, con bienes como los alimentos, la electrónica e incluso la salud estando sujetos a la especulación.

Existen muchas formas de especular con criptomonedas, siendo la más popular lo que se denomina como arbitraje, que no es más que comprar el activo en una plataforma de intercambio, para luego dirigirse a otra plataforma y venderlo a un precio mayor. En muchos casos, los pequeños inversionistas son manipulados por las “ballenas”, quienes crean las condiciones propicias para potenciar la especulación.

Por suerte para los inversionistas, en la actualidad se han desarrollado productos que se favorecen tanto de los incrementos en el valor, como de las caídas, con los primeros siendo los que se enfoquen en el trading, y los segundos siendo aquellos que se basen en la diferencia, como los contratos que ofrecen servicios al estilo de bitcoin profit.

Miedo y confianza

Ya que no existen herramientas objetivas para medir el valor de la mayoría de los activos, muchos han recurrido a los sentimientos de los inversionistas para determinar el precio ideal. Esto quiere decir que se estudian variables que puedan cambiar la mentalidad de los inversores hacia ciertos activos, así como hacia ciertos momentos para invertir.

Mientras que una amenaza de guerra o un incremento en los ciberataques puede disuadir a los inversionistas, especialmente a los menos experimentados, la legalización de estos activos o el desarrollo de nuevas herramientas financieras basadas en la tecnología Blockchain, pueden incentivar a la compraventa.

Al igual que con la especulación, las ballenas suelen crear las condiciones para generar miedo o confianza en el mercado, manipulando directamente el precio de los activos.

Oferta total

Como cuando se cotiza el valor de recursos no renovables, por ejemplo, el oro y el petróleo, muchas criptomonedas cuentan (al menos en la teoría) con un suministro limitado, siendo posible minar una cantidad determinada de los activos antes de que estos dejen de emitirse de forma definitiva.

Esto se traduce en una percepción de escasez, no actualmente, pero sí de cara al futuro, lo que hace que (de forma invariable) el precio aumente con el paso del tiempo y a medida que más personas posean el activo. El ejemplo más importante de esto es el del Bitcoin cuyo suministro total es de 21 millones de BTC, habiéndose minado ya cerca de 19 millones.

Como lo dijimos al inicio, el precio de las criptomonedas se basa en muchos factores distintos, por lo que los 4 que describimos en esta nota son apenas la punta del iceberg. El mercado es muy complejo y novedoso, por lo que su análisis sigue estando en etapas tempranas, siendo necesario aceptar una realidad: es poco lo que sabemos realmente sobre el valor real de las criptomonedas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario