Por Juan Almará / jalmara@uno.com.ar

Alejandra Caballero Rojas presenta su proyecto solista en Santa Fe. El show, que se realizará en el marco del ciclo Viernes en La Mirage del Ministerio de Innovación y Cultura provincial, será este viernes 27, a las 21, en el Multiespacios La Mirage (Primera Junta 2518), con entrada libre y gratuita. Los pases pueden retirarse el mismo viernes, desde las 20, en el lugar del evento.

Una mirada renovada

La cantante dejó de lado su grupo Sonido Lila para publicar Ojos de Animal, su primer disco solista. El álbum, que fue grabado en Estudio Madre de Buenos Aires, contó con la producción de Pedro Chalen y Fernando Martín Cobo y la participación como músicos invitados de Luciano Farelli y Lisandro Francucci en guitarras, Ana Margarita Díaz (chelo), Ramiro Rodríguez Goitía (bajos) y Martín Greiner (batería).

Ojos de Animal fue editado digitalmente en agosto de 2017 y está compuesto por seis canciones que indagan libremente en el pop, la música electrónica, el rock y el post-punk, entre las que se destacan La Piel y Desfasados.

En diálogo con UNO Santa Fe, Alejandra cuenta cómo construyó este nuevo proyecto, adelanta el show de este viernes y anticipa qué planes tiene para lo que queda del 2018.

—¿Por que Ojos de Animal sale como Caballero Rojas y no como Sonido Lila?

—Cuando me vine a vivir a Buenos Aires intentamos continuar con la banda, pero se nos hizo difícil. Mauro se fue a Canadá, y seguimos tocando acá con Lisandro, que también se mudó a Buenos Aires. Una cosa fue llevando a la otra y por una búsqueda personal del sonido, yo sentía que Sonido Lila éramos los que éramos, los amigos. Estaba en otra etapa y era bueno iniciar algo diferente. Para mí, Ojos de Animal refleja mucho Buenos Aires, ese cambio.

—A nivel musical, ¿marca quiebres o continuidades con tu grupo anterior?

—Lo que se ve de diferente, es un sonido más fuerte y power. Y también un poco más experimental, utilizamos elementos nuevos de composición. Usamos sintetizadores, bases de baterías electrónicas, guitarras un poquito más agresivas. Pero siempre yendo dentro de lo experimental, del pop y del rock. Sonido Lila llevaba más al indie o al folk de la canción.

—Sin tener un sonido rockero tradicional, algunas canciones tienen una impronta de ese género...

—Lo que noto como diferencia, es que a nivel vocal fui buscando otros sonidos. Por momentos canto más grave y por ahí me voy muy al agudo. Hay muchos coros y armonías de voces. Esto es algo interesante.

—El disco cuenta con varios invitados, ¿cómo los elegiste y qué sentís que aportan?

—En el tema Ojos de Animal toca el Tano Farelli, ex-Parteplaneta. Él es amigo de siempre. Cuando estaba buscando cómo empezar con el álbum, arranqué a trabajar con él como productor. Justo habíamos empezado con esa canción. Lo invité porque vi su trabajo con las guitarras y me gustó . Le dije y se copó a full. Los otros invitados, como Martín Grainer y Ramiro Rodríguez Goitía, son músicos de Translúcido, una banda de acá de Buenos Aires que está buenísima. Ellos son amigos de la casa de estudio Madre, donde grabamos el disco y ensayamos.

—Hace un tiempo que no te presentás en la ciudad, ¿cómo estás preparando el show en Santa Fe? ¿Qué podés adelantar?

—Estamos muy contentos. No quiero pensar mucho en eso porque me pongo nerviosa -comenta entre risas-. Siento que va a venir mucha gente a la que quiero y tengo muchas ganas que escuchen la banda. Creo que les va a gustar. Para mí es un regalo para Santa Fe, porque es mi ciudad y siempre es bueno poder llevar música nueva. Además la banda está sonando muy bien y los chicos están recontentos, porque son de acá y no conocen Santa Fe. Los voy a llevar a pasear por la ciudad.

—¿Qué proyectos tienen desde acá hasta que termine el año?

Vamos a hacer una fecha importante en Buenos Aires durante agosto. Todavía no quiero decir nada, pero si sale va a ser muy bueno. Queremos producir temas nuevos para ver si llegamos a editar otro single o EP antes de fin de año.