Por Juan Almará / jalmara@uno.com.ar

Gonzalo Villarino llega a la Redacción de Uno Santa Fe una convolusionada tarde de febrero. El bar ubicado al lado del medio (y sus alrededores) se encuentra atiborrado por pre-adolescentes y adolescentes que buscan ver a tres youtubers uruguayos que visataban la ciudad.

Cuando Gonzalo, hoy con 23, tenía la edad de los chicos que ahora van y vienen por la vereda de Boulevard, su realidad era muy diferente. En ese momento estaba en Boreal, banda con la que en el 2013 llegó a la final del concurso "Rockea Buenos Aires". Participar de esa instancia les permitió tocar en el Estadio Unico de la Plata frente a más de 45 mil personas y realizar una gira en la que compartieron escenario con estrellas consagradas como Guasones, Los Auténticos Decadentes y Rata Blanca.

Un arranque multitudinario

Desde muy chico se vio tentado por el mundo de la música. Recordando esa primera etapa, comenta que "comencé por un primo que actualmente es el tecladista de mi banda. El tenía un home-estudio en la casa con instrumentos. A mi me llamaba la atención y quería aprender. Un día me dijo 'llevate la guitarra y probá a ver que sale' Ahí empecé y estudié de forma autodidacta con Internet, YouTube, las páginas que hoy en día te muestran todo. Fui sacando información de ahí, los acordes, como se ponían los dedos, algunas prácticas de ejercicios para agilizar los dedos y agarrar fuerza. A los meses empecé a tocar de forma básica y automáticamente me salió cantar. El oído me ayudó muchísimo a combinar las notas y a aprender canciones. Como era muy fanático de Los Beatles sabía sacar las letras, conocía la fonética del inglés"

Sobre los años de su primer grupo y la experiencia de participar de un concurso masivo, Gonzalo rememora que "formé Boreal con mis mejores amigos y tuvimos la suerte de meternos en el Rockea Buenos Aires, que la gente de Santa Fe nos votara y llegar a una semifinal en La Matanza. En el jurado estaba Brenda Martín bajista de Eruca Sativa y lo presidía Charly Alberti, con el que pude hablar varias veces. Pasamos a la final junto con una banda de Buenos Aires, y Charly destacó que las canciones vinieran del folk-pop, un lugar de la música que estaba un poco olvidado. Que un tipo de esa talla te diga eso esta buenísimo"

No hay otra alternativa que seguir

Tiempo después, Boreal se disolvió, pero Gonzalo sentía que ya no podía abandonar ese pulso: "quedé con el gusto extraño de pasar por esos festivales tan grandes y de compartir con bandas de rock. Ahí me di cuenta que me gustaría estar todo el tiempo arriba de un escenario, grabar y dedicarme al mundo de la música. Entonces empecé a tomármelo un poco más enserio. Armé la banda y el año pasado editamos el primer disco"

El material, que lleva el nombre del cantante, fue editado en junio del año pasado y tiene siete temas propios. La banda, integrada por Villarino en voz y guitarra, Martín Fernandes Erbes en bajo, Fernando Benavidez en teclado y coros, Camila Fredes en coros y Abel Homer en batería, despliega un pop-rock clásico, con cuidados arreglos y una marcada presencia de las teclas en cada tema. En "Luces" se destaca la guitarra invitada de Gonzalo Raffo, un referente del blues nacional.

El mantenerse constantemente activos, le genera al grupo un ajustado cronograma de recitales, tanto en la ciudad como en localidades cercanas. Gonzalo afirma que "aparte de Santa Fe, tenemos mucho trabajo en los alrededores, realizando varias presentaciones en festivales de pueblo. Hacemos un show que encierra los covers que más nos gusta hacer, de Soda Stereo, Guasones y los Beatles. Y también las canciones propias, que son muy importantes. Al mismo tiempo, pudimos sacar un primer video clip e hicimos varios trabajos, entre ellos live sessions y encuentros acústicos. Todo eso lo presentamos a los lugares a los que vamos, mostramos de donde venimos y contando un poco nuestra historia. Mi nombre ha crecido bastante estos años, hemos tomado mucha fuerza. Hasta hoy que seguimos tocando, y lo último, que fue la participación en la gira con JAF"

De gira con JAF

El año pasado, Gonzalo y su banda tuvieron la oportunidad de telonear a Juan Antonio Ferreyra en Santa Fe. La experiencia fue muy satisfactoria y dejó una puerta abierta. El cantante comenta que "su público es bastante abierto y aceptó todas nuestras canciones. Incluso teníamos pactado ocho y terminamos tocando doce. Y la última la hicimos con él de invitado. Pegamos buena onda por nuestra forma de trabajar"

Fruto de ese vínculo, pudieron sumarse a la gira que el ex guitarrista de Riff realizó en enero en la provincia de Córdoba. En formato dúo (el mismo en el que se presentó JAF) Gonzalo y su tecladista, telonearon a Ferreyra en siete shows que tuvieron lugar en la ciudad de Córdoba, Villa Carlos Paz, Mina Clavero, Villa Giardino y Capilla del Monte.

De esta experiencia tan especial, Villarino rescata que "en cada show, después que terminábamos nosotros, se subía al escenario para destacar lo que hicimos y decir que eramos representantes de los jóvenes argentinos que se dedican a la música, tratando de imponer sus canciones y cumplir sus metas. Arrancamos el año de una forma muy particular. Nuestras canciones fueron muy bien recibidas. Llevamos el disco y lo vendimos en cada lugar. Mucha gente se nos acercó a hablar, vecinos de Córdoba y turistas de todo el país. Aprendimos muchas cosas y compartimos con Juan, que era lo que más nos importaba"

Ese "compartir con Juan" implicó largas horas de charlas y consejos, que Gonzalo rememora con mucha calidez. En ese sentido, el cantante expresa que "nosotros no lo sabíamos, pero él escuchaba todos nuestros shows desde su camarín. La primer noche nos dijo que no utilizaba banda soporte, y nos dio a entender que le habían fallado varias veces, que no respetaban los horarios y no se portaban muy bien. Yo ya tengo 23, mi primo tiene 32, y supongo que por una cuestión de madurez, siempre cumplimos con el tiempo y no lo molestábamos, salvo que él nos llamara. Nos agradeció, nos dijo que eramos muy respetuosos y que no tenía problemas en tocar con nosotros cuando lo llamemos. Incluso los últimos días nos invitaron a ir a su estudio en Buenos Aires a grabar algunas canciones. También me dio algunos tips de los instrumentos: hace poco me compré una Gibson y la estuvo viendo, me explicó muchas cosas de la calidad de la guitarra y del cuidado de la voz durante las giras. Y siempre destacando lo importante que es remarla: no bajar los brazos y saber que de a poquito las cosas se van dando"

Con todo el año por delante

Después de un auspicioso comienzo de 2018, la grilla de Gonzalo no para. Repasando lo que viene de aquí en más, Villarino da pistas sobre sus próximos pasos: "voy a grabar una canción, que cuenta con la participación de Raul Porchetto, con el que ya compartimos escenario. Es un ícono muy importante de nuestro rock y va a formar parte de un tema mio, que compuse pensando en él y tratando de dejar un mensaje de paz, ya que él está en esa movida. Pude contactarlo y se copó con la idea. Se le vamos a mandar y va a hacer su participación desde Buenos Aires. Igualmente, la idea es viajar y tratar de hacer algo en vivo juntos"

Pero no todo termina ahí. Gonzalo continúa enumerando las ideas y proyectos y comenta que "otra de las cuestiones que tenemos para este año es grabar con JAF, y seguir expandiéndonos lo más que podamos. Seguir tocando en la ciudad, que nos está trayendo bastante trabajo por suerte, tanto Cultura de la municipalidad, como los bares que tienen música en vivo siempre nos dan la oportunidad de estar constantes y activos. Ese mismo movimiento genera que nos llamen a tocar de afuera. El boca en boca nos ayuda a estar vigentes en bastantes festivales a los que va muchísima gente. Entablás relaciones con músicos que son de otro palo y te sirven para juntarte a tocar y hacer contactos. La idea es sacar un nuevo disco y trabajar en más videos", finaliza.