Por Juan Almará / jalmara@uno.com.ar

Con una propuesta autodenominada ElectroVisual, Experimento Negro dará su primer show del 2018 en Santa Fe. El recital, que se enmarca en el ciclo Cine y Música organizado por Cine Club Santa Fe, tendrá lugar este jueves 23 desde las 22.30 en el Cine América (25 de Mayo 3075)

Las anticipadas pueden conseguirse en el Cine América, de 17 a 00 y en La Birra es Bella (Balcarce 1681). También pueden adquirirse de forma online en www.experimentonegro.com.ar. El show, que servirá como adelanto del próximo disco del grupo, tendrá como particularidad la proyección simultánea de imágenes mientras los músicos despliegan su arte en el escenario.

Divertido y locuaz como siempre, el líder y cantante del grupo, Rodrigo "Negro" González se prestó a la charla con Uno Santa Fe.

-¿Qué podés adelantar del ElectroVisual de este jueves?

-Va a ser un show nuevo para nosotros. Es el primer recital de Experimento en la ciudad en lo que va del año. Vamos a hacer casi todas las canciones del próximo disco. Tenemos armada una lista de temas bastante extensa, dónde también incluimos temas de "Yo", el álbum anterior. Y la magia del cine va a posibilitar que proyectemos unas cosas que están a cargo de Javier Manso, que es un grosso acá de la ciudad. Será un doble experimento: nosotros presentado el disco, desde lo acústico hasta las canciones eléctricas más extremas, y Javier jugando con su impronta visual.

Experimento Negro - Evidentemente:

-Recién comentabas que van a presentar temas del próximo disco. ¿Cómo se gestó ese material y el proceso de grabación?

-Se fue generando de a poco, a partir del 2015. Ahí empecé a ahorrar guita con algunos recitales y me metí a grabar solo en un par de ocasiones en los estudios El Pote. Hice "la gran Negro": por cada sesión, sacaba un tema. De esa manera salieron tres canciones. Después, el año pasado viajamos a los estudios MCL de Buenos Aires y grabamos en formato banda, todos tocando a la vez. Fue una experiencia muy interesante, no lo había hecho nunca, ni siquiera con La Cruda. Para optimizar el tiempo hicimos ocho tomas por canción. Terminé con la garganta en camilla -comenta entre risas- Fueron dos días de trabajo con el grupo y un tercero que lo dediqué a aprovechar ese estudio hermoso y registrar canciones acústicas. Y hace menos de un mes hice el cierre final, grabando en la casa de mi hermano Alejito, en Arroyo Leyes. Tuve la intención de aportar otro color y probar un audio con una impronta más casera. Así que con toda la magia y armonía del lugar, pude plasmar dos composiciones más. Fuimos con Luciano "Lutta" Lugren, que es el ingeniero de grabación del disco, que incluso fue con nosotros a MCL.

-Teniendo en cuenta que fue grabado en diferentes estudios y momentos, ¿cómo planeás darle un sonido homogéneo?

-Justamente lo que no quiero es homogeneizarlo. Quiero que sea una leche recién sacada de la teta de la vaca -afirma entre risas nuevamente-. A lo que me refiero es que me interesa mucho que tenga diferentes sonidos: que no aburra con lo mismo todo el tiempo, que haya audios que no tengan nada que ver uno con otro, que convivan diferentes años de grabación. Me gusta que esas partes estén mezcladas en un viaje entretenido.

-Hace poco tuviste un cambio de guitarrista, con el ingreso de Agustín "Colifa" Alvarez ¿cómo lo vivieron dentro del grupo?

-Vino muy bien. También ingresó un nuevo bajista, a partir de enero de este año. Fue genial, porque al Coli lo quiero y admiro como músico, y tengo la ventaja que es amigo de Panchito (N de la R: en referencia a Francisco Romeu, el otro guitarrista del grupo) y tienen un proyecto a la par. Así que ahora, en mi vejez, entiendo que esas cosas son invaluables -reconoce risueñamente- Destaco la amistad en un grupo humano. Nosotros tratamos de pasarla bien arriba y abajo del escenario. Cultivar la amistad, reírnos y juntarnos a comer. Por eso fue una ventaja que Panchito me lo recomendara. Y justo ellos dos me sugirieron al Guille Estrubia, que es el bajista actual, a quién conozco desde hace mucho. Se armó un grupo familiar de toda la vida, de mucho entendimiento.

Experimento Negro - Uno es lo que hay:

-Al mismo tiempo que estás trabajando con Experimento Negro, seguís tocando con La Cruda ¿Cómo llevas las dos bandas al mismo tiempo?

-Bueno, empecé a ir al psiquiatra, al psicólogo, a la psicopedagoga y al psicoanalista -expresa entra caracjadas. La verdad que re bien. La vuelta de La Cruda me agarró en un momento muy lindo. Sin proyectar mucho pudimos probar la amistad y la estamos pasando genial. También nos dimos cuenta que había mucha gente que tenía ganas de escuchar esas canciones, que era algo de lo que me había olvidado por completo. Lo asociaba mucho a un pesar mio, a una cosa muy personal. Y me di cuenta que hay personas que necesitan eso. Me provoca muchísimo placer poder darles esa oportunidad y darme a mi la posibilidad de ver gente flasheando con cosas que se hicieron hace mucho tiempo. De todas maneras, en este momento estoy de cabeza con Experimento Negro. Todavía no terminé la edición del disco, ahora me tengo que dedicar a la mezcla y a unas grabaciones. Eso me consume tiempo. No me gustaría cerrar la puerta con La Cruda, es más, posiblemente de acá a fin de año toquemos una o dos veces más. Pero en este momento tengo la misión de sacar el disco de Experimento antes de que termine el 2018.

-Más allá de la fecha del jueves, ¿qué otros proyectos tenés en vista para Experimento Negro?

-Me encantaría poder hacer todo lo que sea para Experimento. Ojalá que haya muchos recitales. Me gustaría recorrer el país con la banda. No soy de los que sueñan tocar en Miami. Al mismo tiempo, junto a un par de amigos muy queridos estamos eligiendo una canción para hacer un video.