Reunión en el Congreso para avanzar con el canje de la deuda

El encuentro será a puertas cerradas, en Diputados. Kicillof, Capitanich y Zannini informarán a los jefes de los bloques de ambas cámaras la estrategia a seguir tras el revés en EE.UU.

Miércoles 18 de Junio de 2014

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció que el Gobierno iniciará los pasos "para un nuevo canje de deuda con legislación argentina", al tiempo que los abogados del país pedirán una audiencia "para hablar" con el juez neoyorkino Thomas Griesa y buscar una solución a fin de evitar caer en default, tras el fallo que favoreció a los holdouts.

La mayoría de los analistas interpretó el envío de una misión a reunirse con Griesa como un intento del Gobierno de abrir una puerta para la negociación con los llamados "fondos buitre" que evite el default técnico que se produciría el 30 de este mes, cuando vence el pago de 900 millones de dólares a los tenedores de bonos que aceptaron los canjes de 2005 y 2010.

Kicillof hizo los anuncios ayer, durante una exposición a la prensa en el Ministerio de Economía. Allí, confirmó que hoy a la mañana, a las 10, se reunirá con los presidentes de los bloques de la Cámara de Diputados y el Senado y gobernadores para "comentarles cuál es nuestro punto de vista, las medidas y alternativas".

"Quédense tranquilos, esto está todo estudiado en profundidad. Se tomaron las medidas para impedir que la reconstrucción de la situación financiera de la Argentina esté en riesgo por pequeños grupos que no buscan otra cosa que jaquear a los países", sostuvo en un intento por despegar dudas el ministro de Economía durante su exposición en el Palacio de Hacienda.

Argumentó que de aplicarse el fallo de la Justicia norteamericana "se estaría empujando a la Argentina a un default". Explicó que si se paga a los bonistas con deuda reestructurada en Nueva York esos fondos serán embargados y que si se les paga a los holdouts la suma final reclamada sería "multimollonaria" porque habría un efecto contagio y el resto de los tenedores de bonos también iniciarían juicios, que el país no estaría en condiciones de afrontar.

En ese marco, aseguró que el país "tomará todos los recaudos para pagar la deuda reestructurada". Consultados por el diario Ámbito Financiero, los diputados esperan que Kicillof les haga hoy el pedido de alguna medida que necesite ley, como precisamente el nuevo canje para cambiar el domicilio de pago a bonistas. La mayoría de los legisladores opositores, de todas formas, se esperanza con una negociación con los holdouts.

"De aplicarse el fallo del juez (Thomas) Griesa y la Argentina se viera obligada a pagar, eso empujaría al país a un default", afirmó categórico el ministro e insistió en varias oportunidades: "Desde el Gobierno no estamos dispuestos a hacer cualquier cosa, que se queden tranquilos, pero no vamos a arreglar con cualquier condición".

De acuerdo a lo precisado por fuentes parlamentarias, la reunión será de carácter privado y servirá para analizar cómo se realiza el pago a los bonistas que entraron en la reestructuración de la deuda de 2005 y 2010.

¿Te gustó la nota?