La selección francesa, que se impuso este martes a Bélgica en la primera semifinal del Mundial de Rusia 2018 por 1-0, jugará su tercera final de un Mundial tras la que ganó a Brasil en Francia 1998 y la de Alemania 2006, cuando fue derrotada por Italia.

Un gol del central del Barcelona Samuel Umtiti, de cabeza tras un saque de esquina, permitirá a Francia estar en la gran final del estadio Luzhniki de Moscú, donde se encontrará con el ganador de la otra semifinal que este miércoles disputarán en ese mismo escenario Inglaterra y Croacia.

La gran final de la Copa del Mundo Rusia 2018 se jugará el próximo domingo 15 de julio desde las 12 (hora argentina).

Samuel Umtiti marcó el gol de la victoria francesa: