Los estudios (resonancia magnética) que se realizó Lucas Biglia en Italia arrojaron que sólo sufre un hematoma en la espalda y por ende no tendrá problemas para sumarse al trabajo de la Selección argentina.

Según confirmaron desde el cuerpo médico de la albiceleste, el mediocampista "sufrió un fuerte hematoma" y, de no mediar inconvenientes, a principios de la semana entrante podrá comenzar entrenarse en condiciones normales.

De esta manera, Biglia -que estará en la lista de 35 convocados- se resintió producto del golpe que le propinó Alejandro Papu Gómez del desplazamiento de dos de sus vértebras de su espalda, aunque como es menor no tendrá inconvenientes para estar en Rusia 2018.