El seleccionado argentino, vapuleado hoy por Croacia (3-0), sufrió la peor derrota por fase de grupos desde el Mundial Suecia 1958 cuando fue goleado por Checoslovaquia 6-1 en el último partido.

En aquella ocasión, el equipo entonces dirigido por Guillermo Stábile se despidió en la primera fase tras sumar también una derrota con Alemania Occidental (3-1) en el debut y ganarle a Irlanda del Norte (3-1) en el segundo compromiso.

Desde entonces, Argentina nunca había perdido por tres tantos de diferencia en la ronda de grupos hasta que hoy soportó el cachetazo de Croacia con goles de Ante Rebic, Luka Modric e Iván Rakitic.

Con esta derrota, Argentina quedó a expensas de otros resultados para lograr la clasificación a los octavos de final del Mundial Rusia 2018.

El equipo de Jorge Sampaoli suma un punto en el Grupo D que lidera Croacia -ya clasificado- con seis. Islandia (1) y Nigeria (0) completarán mañana la segunda fecha.

El martes próximo desde las 15, Argentina jugará con Nigeria en San Petersburgo e Islandia enfrentará a Croacia en Volgogrado.