El plantel de la Selección Argentina llegó a la ciudad de Barcelona en el mediodía de nuestro país, con algunas horas de retraso, para continuar en España su preparación rumbo al Mundial de Rusia.

Como el arribo fue más tarde de lo previsto, la idea original varió y por ende los jugadores se moverán en el hotel junto al preparador físico Jorge Desio.

Argentina permanecerá hasta el 7 de junio en Barcelona, para luego trasladarse a Jerusalén donde disputará el último partido amistoso dos días después ante Israel.

Si bien todas las miradas se posaron en Lionel Messi, también hay que recordar que Tomás Chancalay y Brian Galván, jugadores de Colón, tuvieron la posibilidad de viajar junto al resto de los jugadores, pues serán los sparring en este proceso mundialista.

Los dos juveniles aprovecharon para sacarse fotos en el trayecto y vivir intensamente esta experiencia única con los jugadores más jerarquizados que tiene el fútbol argentino.