Verdugo de Argentina en la primera ronda, Croacia enfrenta al domingo a Dinamarca decidida a confirmarse como el primer equipo de Europa oriental capaz de ganar la Copa Mundial.

Los cinco países europeos que han ganado el Mundial hasta ahora son todos de la parte occidental del continente.

Pero los croatas amenazan con cortar esa racha. Ya demostraron que están para cosas grandes al aplastar 3-0 a Argentina y completar la primera fase con puntaje ideal.

Además, tendrían un camino relativamente despejado hacia la final, sin enfrentar a Portugal, Francia, Argentina, Brasil ni Bélgica en su marcha hacia el partido decisivo. El principal obstáculo sería España en los cuartos de final.

Mucha gente cree que los croatas bien pueden llegar a la final a juzgar por lo visto hasta ahora, pero su técnico Zlatko Dalic dijo que "lo hecho hasta ahora ya no cuenta".

"Hay que olvidarse de los tres partidos (de la fase de grupo), archivarlos en algún lugar", manifestó. "Ahora llegó el momento de la verdad y hay que concentrarse en Dinamarca".

El timonel de Dinamarca, Age Hareide, cree que "Croacia puede sorprender a muchos. Lucieron muy fuertes en la fase de grupos".

Con un equipo compacto que gira en torno a sus dos fenomenales volantes Luka Modric e Ivan Rakitic, Croacia ganó sus tres primeros partidos anotando siete goles y recibiendo solo uno, de penal.

Croacia es fuerte en todas sus líneas y cuenta también con Dejan Lovren, del Liverpool, en la defensa y con el atacante de la Juventus, Mario Mandzukic. Pero el capitán, armador y alma del equipo es Modric, que a los 32 años está en su plenitud.

"Modric hace que los demás jueguen mejor", manifestó Dalic.

Es previsible que Dinamarca, que se clasificó con un aburrido empate 0-0 ante Francia en la última fecha, ceda la iniciativa a los croatas y busque el contragolpe.

"Hay que ser inteligentes y plantarnos bien en la cancha", dijo Hareide.

Última oportunidad

Esta bien puede ser la mejor, y última, oportunidad de Modric, Rakitic y Mandzukic de ganar la Copa Mundial. Los tres están entre los 30 y 32 años de edad.

Los croatas tratan de superar lo hecho en 1998, cuando llegaron a las semifinales de la mano del goleador Davor Suker.

Formaciones

Croacia: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic, Ante Rebic (o Mateo Kovacic), Luka Modric, Ivan Rakitic, Marcelo Brozovic, Ivan Perisic y Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic. Dinamarca: Kasper Schmeichel; Henrik Dalsgaard, Simon Kjaer, Andreas Christensen (o Mathias Jorgensen), Jens Stryger Larsen; Thomas Delaney, Lasse Schöne, Christian Eriksen; Yussuf Poulsen, Pione Sisto y Nicolai Jorgensen. DT: Age Hareide. Árbitro: Néstor Pitana (Argentina).

Daneses porfiados

Dinamarca tiene su propio maestro del mediocampo. Christian Eriksen, que debutó en el mundial a los 18 años en Sudáfrica 2010, tiene hoy 26 y aporta una dosis de creatividad. Pero el resto del equipo no derrocha precisamente clase.

"No siempre se puede hacer un fútbol vistoso", señaló Hareide, un noruego que admite abiertamente: "Jugamos para sacar resultados, no para gustar".

Esa filosofía le ha funcionado a Dinamarca, que lleva una racha de casi tres años y 18 partidos sin perder.

Regreso notable

El volante de marca William Kvist, que sufrió fisuras en dos costillas y una perforación en un pulmón en el debut de Dinamarca ante Perú hace dos semanas, podría reaparecer ante los croatas tras recibir tratamiento en Dinamarca. Ya regresó a Rusia y se está entrenando con sus compañeros.