La FIFA, que para Rusia 2018 aumentó un 12 por ciento los premios respecto a Brasil 2014, entregará un cheque con 38 millones de dólares al campeón de la final. Diez millones menos se llevará el subcampeón

En el caso de que sea Francia la campeona, los jugadores negociaron que obtendrían el 30 por ciento de ese premio. Mbappé ya ha anunciado que lo donará a una ONG.