Más recuperado y con mejor talante, Diego Maradona reapareció en Kazán para alentar a la Selección argentina en el partido ante Francia. Por primera vez, el 10 estuvo acompañado de su mujer, Rocío Oliva, que llegó a Rusia para las fases de eliminación de la Copa del Mundo. Tal como es su costumbre, Diego aprovechó para sacarse fotos y saludar a todos los rincones del estadio como una verdadera estrella. Además de Oliva, Diego se encuentra acompañado por el ex jugador de la Selección de Brasil, Ronaldo Nazário.

Maradona fue uno de los grandes protagonistas del partido ante Nigeria ya que se lo vio muy eufórico, a tal punto que sufrió una descompensación y tuvo que ser atendido por los médicos dentro del estadio.

En torno a su estado de salud se tejieron varias versiones y hasta incluso se viralizaron audios maliciosos que hablaban de la supuesta muerte del ídolo. Finalmente, fueron desmentidos por la familia y el entorno del exjugador y hasta ofrecieron una recompensa de 300 mil pesos para quien aporte datos sobre la persona que los difundió.