En el partido de entrenamiento con el que la selección española preparaba el debut del próximo viernes en el Mundial de Rusia, Piqué se golpeó al chocar con su compañero Diego Costa en el centro del campo y sintió unas molestias que le impidieron continuar.

La Federación Española de Fútbol (RFEF) confirmó tras hablar con los servicios médicos que Piqué no sufre "ningún problema" y que está previsto que integrase del grupo de jugadores que podían retirarse antes del final de entrenamiento o disputar unos partidos de fútbol tenis.

El jugador del Barcelona se llevó la mano a la rodilla izquierda y golpeó un balón para probarse antes de abandonar la práctica, según la agencia española EFE.

Luego del entrenamiento, Rodrigo Moreno, del Valencia y compañero de Piqué en la selección, minimizó el hecho al asegurar que "no hay ningún tipo de problema".

Rodrigo mandó un mensaje de tranquilidad en su rueda de prensa. "Piqué está bien", aseguró.

España jugará en el grupo B del Mundial junto a Portugal, Marruecos e Irán.