El astro Cristiano Ronaldo brilló con un triplete que le permitió al seleccionado portugués, campeón de Europa, empatar 3-3 con España, aspirante al título en el Mundial Rusia 2018, en un partido disputado en la ciudad de Sochi por la primera fecha del Grupo B.

El 1 a 0 de Ronaldo, de penal a los 4'

Cristiano Ronaldo abrió la cuenta rápido en el partido. Una jugada suya, entrando al área por el frente izquierdo del ataque portugués, terminó en un penal dudoso que para el árbitro Nacho le cometió a la estrella de Real Madrid. El penal lo remató el propio Cristiano y lo puso a su derecha, marcando el 1-0.

Pese al mal momento en el inicio del partido, España fue capaz de reponerse y con polémica llegó al empate. Diego Costa cometió falta a Pepe cuando luchaba una pelota aérea que luego controló. El delantero brasileño nacionalizado gambeteó para un lado y para otro y terminó definiendo para marcar un lindo gol.

Diego Costa consiguió el 1-1:

¡Otra vez Cristiano!

El árbitro central acudió al VAR a través de su intercomunicador, y si bien pudo haber anulado el tanto por la falta en el origen de la jugada, el equipo arbitral terminó desestimando esa posibilidad. Empate a uno y pelota al medio.

España tuvo un par de oportunidades para ponerse arriba, con un remate de Iniesta que pasó cerca y con otro potente disparo que pegó en el travesaño y picó en la línea, pero no entró. Cuando todo se iba en empate al entretiempo, apareció Cristiano Ronaldo nuevamente y, con un error catastrófico de De Gea, consiguió marcar el 2-1 con el que los lusos se fueron al vestuario en ventaja.

Costa fue el encargado de poner las cosas 2-2:

¡Qué golazo, Nacho! Así fue el 3-2:

El segundo tiempo no paró de regalar emociones. Primero Diego Costa marcó a quemarropa tras un cabezazo al medio de Busquets. La pelota llegó llovida en un centro al área de Portugal, el del Barça se la dio al de Aleti y el lagarto marcó su doblete para empatar.

Después vino Nacho, capturando un rebote fuera del área y pegándole de primera con la cara externa del pie derecho. El violento remate pegó en el palo y se metió, para poner a España arriba en el marcador por primera vez.

Hat trick de CR7 con esta obra de arte:

Cuando el partido se cerraba y parecía que España enderezaba su momento de crisis con la victoria, una tonta falta en la puerta del área le dio a CR7 la tranquilidad y los metros que precisaba para poner el remate al ángulo y empatar el duelo ibérico, que dejó a Irán como líder del Grupo B con tres puntos.