"Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos", dijo Julen Lopetegui, despedido este miércoles como entrenador de la Selección de España, a su llegada al aeropuerto de Krasnodar, con rostro serio y usando anteojos de sol.

"Tenemos un equipo magnífico y ojalá ganemos el Mundial", añadió el ahora extécnico, antes de acceder a la terminal para tomar el primer vuelo a Moscú, donde hará escala antes de volar a Madrid, consignaron varios medios españoles.

Lopetegui fue destituido esta mañana como entrenador de España, decisión que fue oficializada por Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y en su lugar fue designado como seleccionador Fernando Hierro, director deportivo, a dos días del debut en el Mundial de Rusia 2018, que será el viernes ante Portugal.

La RFEF tomó la decisión apenas veinte horas después del anuncio que había realizado ayer por la tarde el Real Madrid, del fichaje de Lopetegui como técnico reemplazante del francés Zinedine Zidane para la nueva temporada, una vez finalizado el Mundial Rusia 2018.

Con el despido de Lopetegui, Real Madrid no tendrá que pagar los 2 millones de euros de la cláusula de rescisión que tenía el técnico con la RFEF.